Psicología humanista


La psicología humanista es una escuela gestada durante las décadas de 1950 y 1960 que busca individualizar a la persona, intentando llegar a tener una visión completa del sujeto a través de los aspectos positivos del ser humano como medio para desarrollar su pleno potencial.

La psicología humanista nace como parte de un movimiento cultural más general surgido en Estados Unidos en la década de 1960 conocido como "Contracultura" y se enmarca en el malestar e insatisfacción social por la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la conciencia de la amenaza atómica y la Guerra Fría.

La psicología humanista se presenta como una "tercera fuerza" entre el psicoanálisis y el conductivismo, las dos grandes fuerzas de la psicología que predominaban por esos años.

El término humanista de relaciona con las concepciones filosóficas que colocan al ser humano como centro de su interés, resaltando su dignidad y libertad individual, que aplicados a la psicología reciben distintos títulos, psicología humanista, psicología existencialista.

Características

  • Resalta la dignidad del ser humano y un ideal de vida.
  • Propone un método de conocimiento humanista.
  • Rechaza el absolutismo y la exactitud racional.
  • El hombre es intencional en sus propósitos, sus experiencias valorativas, su creatividad y su reconocimiento de significación.