Neoclasicismo


El neoclasicismo fue un movimiento estético surgido en el siglo XVIII que intentó reflejar en las artes los principios intelectuales de la Ilustración, lo que significó una vuelta a los contenidos grecorromanos.

El neoclasicismo tomó lo clásico de Grecia y Roma y dio cabida también a las demás manifestaciones culturales o artísticas, por lo que nunca tuvo un contenido sincero, y quedó desposeído de un espíritu que valorara todo aquel mundo de formas.

La libertad sentimental era entendida como una forma primitiva de creación que se separaba de las normas ilustradas del ser humano racional.

Tras la caída de Napoleón Bonaparte (Batalla de Waterloo, 1815), los artistas no tardaron en cambiar sus ideas hacia el Romanticismo y el Neoclasicismo fue abandonado por completo.

Características

  • Racionalidad llevada al extremo, rechazándose lo imaginativo y fantástico.
  • Belleza fría y sin alma.
  • Marcado carácter crítico, didáctico y moralizador de la literatura.
  • El arte debía de ser una síntesis totalitaria entre lo bello y lo útil.
  • Norma y orden indispensables para la creación artística.
  • Abundancia en el uso de la metáfora y la alegoría.
  • Se considera a los escritores griegos y latinos como modelos a imitar.