Música del Romanticismo


La música del romanticismo fue un periodo de la música académica (1820-1950) que fue precedido por el clasicismo (1750-1820) y continuado por el modernismo (1950) y se caracterizó por la búsqueda personal de la novedad, por el predominio del elemento subjetivo sobre la forma.

La música del romanticismo está relacionado con el movimiento cultural y político originado en Alemania y Reino Unido a finales del siglo XVIII, el Romanticismo (1780-1840), que fue una reacción revolucionaria contra el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos.

El romanticismo buscaba expresar las realidades del mundo a través de las emociones, los sentimientos y la intuición y no con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas, este objetivo persiguió la música del romanticismo.

Las orquestas con más músicos y las obras de más duración fueron características de la música del romanticismo, además de darle más importancia al instrumentista virtuoso, influenciado también por la mejora de los instrumentos como el piano, la guitarra y el violín y la aparición de nuevos instrumentos como el saxofón, la tuba y el vibráfono.

Características

  • Las principales características de la música del romanticismo son: Composiciones íntimas y humanas.
  • Ritmos complejos y libres, llegando a la polirritmia.
  • Estilo melódico de mucha riqueza, melodía apasionada e intensa.
  • Menor preocupación por la forma externa y mayor por la inspiración y fuerza expresiva.
  • Atención especial al folclore y las melodías populares.
  • Enriquecimiento armónico para crear un mayor efecto expresivo.
  • Creación del poema sinfónico, que ofrece mayor libertad que la sinfonía clásica.
  • Preferencia por el piano y el violín, y recuperación de otros instrumentos como el arpa y la guitarra.