Independencia de los Estados Unidos


La Independencia de los Estados Unidos es uno de los hechos más importantes ocurridos en el siglo XVIII, siendo la Declaración de Independencia leída en Filadelfia (1776), uno de los textos más innovadores y trascendentes de la historia contemporánea.

Inglaterra controlaba 13 colonias en América del Norte, donde habían emigrado los católicos y protestantes disidentes, durante las guerras religiosas.

En 1765, el gobierno inglés de Jorge III aumento abusivamente los impuestos en las colonias provocando desórdenes en muchas colonias.

El parlamento de Londres prosiguió con su rígida política y en 1767 volvió a votar nuevos impuestos.

La indignación cundió en las colonias y los patriotas comenzaron a gestar la revolución y, tras proclamar la Declaración de Derechos (1774), se declararon independientes (1776).

El 3 de septiembre de 1783 se firmó en Versalles el tratado de paz, donde Inglaterra reconocía la independencia y soberanía de las colonias americanas.

Consecuencias

  • Económicas: se liberaron de las trabas de carácter mercantilista impuestas por Inglaterra.
  • Sociales: la burguesía lideró la nueva sociedad. Fin de la opresión. Libertad.
  • Políticas: se consumó la primera revolución de carácter liberal que permitió hacer realidad las ideas más avanzadas de la Ilustración.
  • Internacionales: separación entre Inglaterra y las trece colonias, primer ejemplo de descolonización.