Impresionismo

El impresionismo es un movimiento pictórico desarrollado en la segunda mitad del siglo XIX que tuvo su epicentro en Francia y que se caracterizó por el intento de capturar la luz y el instante en las obras, pintando el "momento de luz".

El movimiento fue bautizado como impresionismo en forma peyorativa por la crítica, basándose en un cuadro de Claude Monet llamado "Impresión atardecer" o "Impresión sol naciente" pintado en 1872.

Los descubrimientos que hace la física sobre la naturaleza de la luz despierta en los pintores un interés más vivo sobre los fenómenos luminosos y su aplicación a la pintura, permitiendo la creación de nuevos colores, base del impresionismo.

Características

  • Paisaje como tema principal: todos los intereses de los impresionistas se ven concentrados en el paisaje; las figuras son menos frecuentes y son pretexto para representar paisajes.
  • Color: la evolución técnica permitió usar nuevos colores, los pintores consiguieron una pureza y saturación del color antes impensada.
  • No se usa el color blanco para la luz ni el negro para la sombra, sino matices.
  • Técnica: rápida, de largas pinceladas.
  • Ausencia de perspectiva: desaparece la perspectiva, el punto de fuga.

Autores relacionados con impresionismo