Expresionismo

El expresionismo fue un movimiento cultural surgido en Alemania a principios del siglo XX, fuertemente influenciado por el Fauvismo y como reacción al Impresionismo, que buscaba plasmar en las obras una "impresión" del mundo inmediato, un reflejo de los sentidos.

El expresionismo antepone las emociones y los sentimientos sobre las formas, intentando reflejar el mundo interior del artista; una "expresión" de sus propios sentimientos.

El creador pretende que el espectador experimente un impacto fundamentalmente emotivo ante sus obras, respondiendo al uso desmedido de colores, deformaciones y composiciones con trazos agresivos.

Un factor fundamental en el desarrollo del expresionismo fue el rechazo al positivismo, al progreso científico de la época y la desolación que invadió los círculos artísticos e intelectuales de la Alemania prebélica, incrementado durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

Características

  • Fuerza psicológica y expresiva: formulada a través de distorsiones de las formas y uso de colores fuertes, puros y combinaciones al azar.
  • Búsqueda interior: ahonda en la interioridad de la conciencia recurriendo al instinto.
  • Uso de la línea y el color de un modo temperamental, emotivo y con fuerte contenido simbólico.
  • Subjetividad: La figura humana se representa deformada, se usan máscaras y paisajes con colores vivos.
  • Angustia existencial: motivada por la masificación del trabajo, el aislamiento y la explotación como contraposición a la modernidad.

Autores relacionados con expresionismo