Comunismo


El comunismo es un movimiento político y un sistema social sin clases, con una forma de propiedad pública de los medios de producción y total igualdad para todos los miembros de la sociedad.

Al finalizar el siglo XX el socialismo científico había logrado una amplia difusión, pero en su seno se agitaban dos tendencias: Los revisionistas, que afirmaban que los objetivos del marxismo debían alcanzarse en forma pacífica y los ortodoxos, que eran partidarios de aplicar la dictadura del proletariado y condenaban el nacionalismo.

Los revisionistas lograron mayor número de adeptos y se agruparon en los partidos socialistas de cada país; los ortodoxos abandonaron el movimiento y comenzaron a llamarse comunistas.

El comunismo persigue como ideal una sociedad en la que los principales recursos y medios de producción pertenezcan a la comunidad y no a los individuos.

Características

  • Equidad: permitir el reparto equitativo del trabajo en función de la habilidad y de los beneficios en función de las necesidades.
  • Abolición de la propiedad privada: por medio de la revolución debe eliminar la propiedad privada y el estado debe satisfacer las necesidades públicas.
  • Suprimir los legisladores: no se necesita que haya un gobierno coercitivo, se elimina los organismos legislativos.
  • Desaparición de las clases: al no haber clases, no existe la dominación de una clase sobre la otra.
  • Extinción del estado como herramienta de dominación.