Frases de ¡Vivir!

¡Vivir!

26 frases de ¡Vivir! de Ayn Rand, libro de 1938.... Novela corta que presenta en términos altamente simbólicos la lucha de un individualista contra una sociedad del futuro en la cual el colectivismo ha triunfado... Una distopía en la que el concepto de individualismo ha desaparecido.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Ayn Rand son: búsqueda de conocimiento, búsqueda de la felicidad, búsqueda de la libertad, distropía, existencia de dios, individualismo, voluntad de vivir.

Frases de Ayn Rand Libros de Ayn Rand

Frases de ¡Vivir! Ayn Rand

01. Los caminos del mal son extraños.

Mal


02. Los árboles nos invitaban a seguir adelante. Parecía que el bosque nos diera la bienvenida.

Bosque


03. Yo soy. Yo pienso. Yo lo haré.

Yo


04. El conocimiento lucha dentro de nosotros, lucha para nacer.

Búsqueda de conocimiento


05. El miedo anda por la Ciudad, un miedo sin nombre ni forma. Todos lo sienten y nadie se atreve a hablar.

Miedo


06. No le pido a nadie que viva para mí, ni yo vivo para nadie.

Independencia


07. ¡Nos queda todavía tanto por aprender!

Aprender


08. No deseo el alma de ningún hombre, no quiero que nadie desee la mía.

Autonomía


09. Honro a los hombres concediéndoles mi amor. Pero el honor es algo que debe ser ganado.

Honor


10. Me dieron muchas palabras, algunas son sabias, otras son falsas, pero sólo tres son sagradas: "¡Yo lo haré!".

Yo


11. Yo guardo mis tesoros: mis pensamientos, mi voluntad y mi libertad. Y el más grande es mi libertad.

Tesoro


12. Es mi voluntad la que elige y la elección de mi voluntad es el único edicto que debo respetar.

Voluntad


13. La palabra no morirá, aunque perezcamos todos en la batalla.

Palabra


14. "Nunca dejaremos este lugar", dijimos, "ni dejaremos que nos lo quiten". Éste es nuestra hogar y el final de nuestro viaje.

Hogar


15. Es mi mente la que piensa, y el juicio de mi mente es la única luz que puede encontrar la verdad.

Juicio


16. Tampoco yo soy el medio para ningún fin que cualquier otro quiera cumplir. No soy una herramienta para ser usada.

Herramientas


17. Seguimos acostados sobre nuestra espalda, estiramos los brazos y miramos al cielo...No deseábamos movernos. Pensamos, de pronto, que podríamos quedarnos así todo el tiempo que se nos antojara, y al pensarlo reímos en voz alta.

Espalda


18. No hay nada que pueda quitar la libertad a un hombre salvo otros hombres. Para ser libre, un hombre debe ser libre de sus hermanos.

Libre


19. (...) Porque debemos estar de acuerdo con todos los demás, y nadie puede saber si sus pensamientos son los de todos, así que temen hablar.

Temor


20. ¿Cuál es el secreto que nuestro corazón parece haber entendido pero que no quiere revelarnos aunque parezca intentar decírnoslo con sus latidos?

Latidos


21. (...) Lo que sé es que la felicidad es posible para mí en la tierra. Y mi felicidad no necesita un fin superior para ser posible.

Posible


22. La riqueza de mi alma no debe ser recogida en pedazos de cobre y esparcida al viento como limosna para los pobres de espíritu.

Individualismo


23. No sabemos qué palabra hemos de pronunciar, ni qué gran gesto espera esta tierra de nosotros. Sabemos que espera. Debemos darle una meta, debemos darle significado a todo este espacio de roca y cielo que resplandece.

Pronunciar


24. No soy un sirviente para sus necesidades. No soy una cura para sus heridas. No soy una pieza de sacrificio para sus altares.

Sirviente


25. Y ahora contemplo el rostro de dios, y levanto a este dios sobre la tierra, este dios que los hombres han deseado desde que existen, este dios que les dará la dicha, la paz y el orgullo. Este dios, esta sola palabra: "Yo".

Dicha


26. A través de toda la oscuridad, a través de toda la vergüenza de que son capaces los hombres, aunque sea durante siglos y siglos, el espíritu del hombre permanecerá vivo sobre la tierra. Puede dormitar, pero se despertará. Puede estar atado con cadena, pero se liberará.

Atado

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "¡Vivir!" de Ayn Rand.

Libros parecidos

Síguenos