Frases de Vigilar y castigar

Vigilar y castigar

27 frases de Vigilar y castigar (Surveiller et punir: Naissance de la prison) de Michel Foucault, libro de 1975.... Examen de los mecanismos sociales y teóricos que hay detrás de los cambios masivos que se produjeron en los sistemas penales occidentales durante la era moderna.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Michel Foucault son: cárcel, castigo, control de la población, disciplina, dominación, manipulación, panóptico, poder disciplinario, sociología, suplicio, tortura, vida en una prisión, vigilancia.

Frases de Michel Foucault Libros de Michel Foucault

Frases de Vigilar y castigar Michel Foucault

01. La visibilidad es una trampa.

Trampa


02. El alma, prisión del cuerpo.

Prisión


03. Es feo ser digno de castigo, pero poco glorioso castigar.

Castigo


04. Ante la justicia del soberano, todas las voces deben callar.

Soberano


05. Las Luces, que han descubierto las libertades, inventaron también las disciplinas.

Disciplina


06. El aparato disciplinario perfecto permitiría a una sola mirada verlo todo permanentemente.

Poder absoluto


07. En la región más oscura del campo político, el condenado dibuja la figura simétrica e invertida del rey.

Opositor


08. En cuanto al poder disciplinario, se ejerce haciéndose invisible; en cambio impone a aquellos a quienes somete un principio de visibilidad obligatorio.

Relaciones de poder


09. La prisión: un cuartel un tanto estricto, una escuela sin indulgencia, un taller sombrío; pero, en el límite, nada de cualitativamente distinto.

Prisión


10. ¿Puede extrañar que la prisión se asemeje a las fábricas, a las escuelas, a los cuarteles, a los hospitales, todos los cuales se asemejan a las prisiones?

Prisión


11. (...) No existe relación de poder sin constitución correlativa de un campo de saber, ni de saber que no suponga y no constituya al mismo tiempo unas relaciones de poder.

Relaciones de poder


12. La vieja potencia de la muerte, en la cual se simbolizaba el poder soberano, se halla ahora cuidadosamente recubierto por la administración de los cuerpos y la gestión calculadora de la vida.

Administración


13. En realidad, hay dos especies de utopías: las utopías proletarias socialistas que gozan de la propiedad de no realizarse nunca, y las utopías capitalistas que, desgraciadamente, tienden a realizarse con mucha frecuencia.

Utopía


14. El poder disciplinario, en efecto, es un poder que, en lugar de sacar y de retirar, tiene como función principal la de "enderezar conductas"; o sin duda, de hacer esto para retirar mejor y sacar más.

Coacción


15. (...) Bajo el manto de un lenguaje depurado de manera que el sexo ya no pueda ser nombrado directamente, ese mismo sexo es tomado a su cargo (y acosado) por un discurso que pretende no dejarle ni oscuridad ni respiro.

Discurso


16. El Panóptico es una máquina de disociar la pareja ver ser visto: en el anillo periférico, se es totalmente visto, sin ver jamás; en la torre central, se ve todo, sin ser jamás visto.

Panóptico


17. La delincuencia, con los agentes ocultos que procura, pero también con el rastrillado generalizado que autoriza, constituye un medio de vigilancia perpetua sobre la población: un aparato que permite controlar, a través de los propios delincuentes, todo el campo social.

Vigilancia


18. En la tortura van también mezclados un acto de información y un elemento de castigo. Y no es ésta una de las menores paradojas. La tortura se define en efecto como una manera de completar la demostración cuando "no hay en el proceso penas suficientes".

Tortura


19. (...) Para ello Bentham ha sentado el principio de que el poder debía ser visible e inverificable. Visible: el detenido tendrá sin cesar ante los ojos la elevada silueta de la torre central de donde es espiado. Inverificable: el detenido no debe saber jamás si en aquel momento se le mira; pero debe estar seguro de que siempre puede ser mirado.

Panóptico


20. La crónica de un hombre, el relato de su vida, su historiografía relatada al hilo de su existencia formaban parte de los rituales de su poderío. Ahora bien, los procedimientos disciplinarios invierten esa relación, rebajan el umbral de la individualidad descriptible y hacen de esta descripción un medio de control y un método de dominación.

Dominación

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Vigilar y castigar" de Michel Foucault.

Libros parecidos

Síguenos