Frases de Viaje a Ixtlán


Cuando nada es cierto nos mantenemos alertas, de puntillas todo el tiempo. Es más emocionante no saber detrás de cuál matorral se esconde la liebre, que portarnos como si conociéramos todo. II, frases Viaje a Ixtlán

Frases de misterio


La diferencia básica entre un hombre ordinario y un guerrero es que el guerrero toma todo como un reto, mientras que un hombre ordinario toma todo como una bendición o una maldición. XVIII, frases Viaje a Ixtlán

Frases de reto


Un guerrero no es más que un hombre. Un hombre humilde. No puede cambiar los designios de su muerte. Pero su espíritu impecable, que ha juntado poder tras penalidades enormes, puede ciertamente detener a su muerte un momento, un momento lo bastante largo para permitirle regocijarse por última vez en el recuerdo de su poder. Podemos decir que ése es un gesto que la muerte tiene con quienes poseen un espíritu impecable. XIII, frases Viaje a Ixtlán

Frases de humilde


Debes aprender a ponerte adrede al alcance y fuera del alcance... Ponerse fuera del alcance no significaba ocultarse ni guardar secretos, sino ser inaccesible...No tiene caso esconderte si todo el mundo sabe que estás escondido. VII, frases Viaje a Ixtlán

Frases de alcance


Mientras te sientas lo más importante del mundo, no puedes apreciar en verdad el mundo que te rodea. Eres como un caballo con anteojeras: nada más te ves tú mismo, ajeno a todo lo demás. III, frases Viaje a Ixtlán

Frases de apreciar


Verás, desde que nacemos la gente nos dice que el mundo es así y asá, y naturalmente no nos queda otro remedio que ver el mundo en la forma en que la gente nos ha dicho que es. XIX, frases Viaje a Ixtlán

Frases de punto de vista


Cuando un hombre decide hacer algo, debe ir hasta él fin -dijo-, pero debe aceptar responsabilidad por lo que hace. Haga lo que haga, primero debe saber por qué lo hace, y luego seguir adelante con sus acciones sin tener dudas ni remordimientos acerca de ellas. V, frases Viaje a Ixtlán

Frases de seguir adelante


Lo más difícil en este mundo es adoptar el ánimo de un guerrero. De nada sirve estar triste y quejarse y sentirse justificado de hacerlo, creyendo que alguien nos está siempre haciendo algo. Nadie le está haciendo nada a nadie, mucho menos a un guerrero. XI, frases Viaje a Ixtlán

Frases de ánimo


No importa cómo lo hayan criado a uno, lo que determina el modo en que uno hace cualquier cosa es el poder personal. Un hombre no es más que la suma de su poder personal, y esa suma determina cómo vive y cómo muere. XIV, frases Viaje a Ixtlán

Frases de ser uno mismo


Presenté una débil queja final. Dije que las fotos y las grabaciones eran indispensables para mi trabajo. Él respondió que sólo una cosa era indispensable para todo lo que hacíamos. La llamó "el espíritu". -No se puede prescindir del espíritu -dijo-. Y tú no lo tienes. Preocúpate de eso y no de tus fotos. I, frases Viaje a Ixtlán

Frases de cámara fotográfica


Nuestra muerte espera, y este mismo acto que estamos realizando ahora puede muy bien ser nuestra última batalla sobre la tierra -respondió en tono solemne-. La llamo batalla porque es una lucha. La mayoría de la gente pasa de acto a acto sin luchar ni pensar. Un cazador, al contrario, evalúa cada acto; y como tiene un conocimiento íntimo de su muerte, procede con juicio, como si cada acto fuera su última batalla. Sólo un imbécil dejaría de notar la ventaja que un cazador tiene sobre sus semejantes. Un cazador da a su última batalla el respeto que merece. Es natural que su último acto sobre la tierra sea lo mejor de sí mismo. Así es placentero. Le quita el filo al temor. IX, frases Viaje a Ixtlán

Frases de cazador


Uno necesita el ánimo de un guerrero para cada uno de sus actos -dijo-. De otro modo uno se enchueca y se afea. No hay poder en una vida que carece de este ánimo. Mírate tú mismo. Todo te ofende y te inquieta. Chillas y te quejas y sientes que todo el mundo te hace bailar a su son. Eres una hoja a merced del viento. No hay poder en tu vida. ¡Qué feo debe de sentirse eso! -Un guerrero, en cambio, es un cazador. Todo lo calcula. Eso es control. Pero una vez terminados sus cálculos, actúa. Se deja ir. Eso es abandono. Un guerrero no es una hoja a merced del viento. Nadie lo empuja; nadie lo obliga a hacer cosas en contra de sí mismo o de lo que juzga correcto. Un guerrero está entonado para sobrevivir, y sobrevive del mejor modo posible. XI, frases Viaje a Ixtlán

Frases de guerrero

Obras relacionadas

Viaje a Ixtlán

Viaje a Ixtlán (1973), Carlos Castaneda
  • Libro, 1973
  • Original: Journey to Ixtlan: The lessons of Don Juan
  • Frases de Viaje a Ixtlán: El autor retoma las conversaciones con el brujo yaqui, y se desprende de los alucinógenos y psicotrópicos y se deja conducir hacia otras formas de percepción sin necesidad de consumir sustancia alguna.
  • Libro esencial

Autor

Carlos Castaneda (1925-1998): Antropólogo y escritor peruano, autor de "Las enseñanzas de Don Juan" (1968), "Viaje a Ixtlán" (1973), "El fuego interno" (1984), "El arte de ensoñar" (1993) y "Pases mágicos" (1999).


Palabras clave

Autobiografía Viaje Uso de drogas México Esoterismo Chamanismo Ocultismo Realidad y fantasía Antropología Nativo americano

Síguenos en

Frases y pensamiento en Facebook Frases y pensamiento en Twitter Frases y pensamiento en Google +