Frases de Verano

7 frases de Verano (Summertime) de J. M. Coetzee, libro de 2009.

También puedes leer todas las frases de J. M. Coetzee que tenemos.

Frases del libro

Verano

01.Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior.

Frases de hacha


02.Soy una persona con la que resulta difícil vivir. Mi dificultad consiste en que no quiero vivir con otras personas.

Frases de dificultad


03.Esa fue la primera vez que estuvimos juntos. Una experiencia interesante de veras, pero no trascendental. Claro que no había esperado que lo fuese, no con él. Estaba decidida a evitar el enredo sentimental. Una aventura pasajera era una cosa; Una relación amorosa, otra completamente distinta. Estaba bastante segura de mí misma. No iba a entregar mi corazón a un hombre del que apenas sabía nada.

Frases de amorosa


04.Bueno, a eso se arriesga uno cuando se enamora. Se arriesga a perder la dignidad.

Frases de dignidad


05.¿Cuántos de los andrajosos trabajadores que pasan por su lado en la calle son los autores secretos de obras que les sobrevivirán: carreteras, muros, torres metálicas? Al fin y al cabo, una clase de inmortalidad, una inmortalidad limitada, no es tan difícil de lograr. ¿Por qué insiste entonces en inscribir unas marcas en papel, con la leve esperanza de que personas que aún no han nacido se tomen la molestia de descifrarlas?

Frases de obrero


06.¿Qué indica esto sobre el funcionamiento del mundo? Lo más evidente que parece indicar es que el camino que conduce a través del latín y el álgebra no es el camino hacia el éxito material. Pero puede indicar mucho más: que comprender las cosas es una pérdida de tiempo, que si quieres tener éxito en el mundo, una familia feliz, una bonita casa y un BMW no deberías tratar de comprender las cosas, sino tan solo sumar las cifras o pulsar los botones o hacer cualquier otra cosa que haga la gente de marketing y por la que son tan espléndidamente recompensados.

Frases de marketing


07.Lo que llamo mi filosofía de la enseñanza es en realidad una filosofía del aprendizaje. Procede de platón, modificada. Creo que, antes de que se produzca el verdadero aprendizaje, el estudiante debe tener cierto anhelo de la verdad, cierto fuego en su corazón. El auténtico estudiante arde por saber. Reconoce o percibe en el profesor a una persona que se ha acercado más que él o ella a la verdad. Desea hasta tal punto la verdad encarnada en el profesor que está dispuesto a quemar su yo anterior para alcanzarla. Por su parte, el profesor reconoce y alienta el fuego en el estudiante, y reacciona a él ardiendo con una luz más intensa. De este modo, juntos se elevan a una esfera superior, por así decirlo.

Frases de profesor

Frases de obras similares

Síguenos