Frases de Una sensación extraña

Una sensación extraña

23 frases de Una sensación extraña (Kafamda bir tuhaflik) de Orhan Pamuk, libro de 2014.... Una épica moderna, una historia de amor inolvidable situada en el mapa más underground, político, sucio y conflictivo de la ciudad de Estambul.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Orhan Pamuk son: ambientada en turquía, amistad, drama, ficción histórica, fuerza de la pasión, historia de amor, pobreza, política, política social, terrorismo de estado, tradición versus modernidad, vendedor ambulante.

Frases de Orhan Pamuk Libros de Orhan Pamuk

Frases de Una sensación extraña Orhan Pamuk

01. Enamorarse es como amar a Dios, un sentimiento tan sagrado que desaparecen todas las demás obsesiones, salvo la que sientes por la chica.

Sagrado


02. Los que se burlan de todo no son capaces ni de enamorarse de verdad ni de creer en dios de verdad. Porque son demasiado orgullosos.

Burlas


03. -Dudo mucho de que en este barrio hayan visto alguna vez un Mercedes. -Yo que tú no menospreciaría tanto este barrio. Antiguamente vivían aquí los más brillantes y creativos artesanos griegos y asirios. Los artesanos son los que dan vida a Estambul.

Estambul


04. (...) Estos recuerdos le parecían ahora un cuento de hadas. Las calles, adoquinadas prácticamente todas cuando llegó por primera vez a la ciudad, ahora eran de asfalto.

Calle


05. Los nuevos y modernos cementerios de estos barrios estaban situados a las afueras, desprovistos de cipreses o de cualquier otro tipo de vegetación y rodeados por inmensos muros de hormigón como las fábricas, los cuarteles militares y los hospitales.

Cementerio


06. Pero yo creo que para una chica debe de ser más fácil casarse con alguien a quien no conoce de nada, porque, creedme, cuanto más conoces a los hombres más difícil es quererlos.

Casamiento


07. Todo el mundo sabe que las grandes palabras como "cuestión de honor" no son más que excusas que se sacan algunos de la manga para poder matarse entre ellos sin cargos de conciencia.

Cuestión de honor


08. Toda la felicidad y la belleza que la vida tenía que ofrecer solo se revelaban cuando dejaba vagar su mente por las fantasías de otro mundo muy alejado del suyo.

Ofrecer


09. (...) Vio el mar por primera vez en su vida. Era oscuro como los sueños y profundo como un letargo. En el viento fresco flotaba un agradable aroma a algas.

Mar


10. En la ciudad uno podía sentirse solo en medio de la multitud, y de hecho lo que convertía a la ciudad en ciudad era la posibilidad de poder camuflar entre la muchedumbre las sensaciones extrañas que uno tenía.

Muchedumbre


11. Dios quiere a algunos más que a otros. Esos al final se hacen ricos. A otros los quiere menos. Y esos se quedan pobres. Tienes que rascar con un alfiler uno de estos círculos de colores, y por debajo te sale cuál es tu regalo, y si eres o no afortunado.

Dios existe


12. Poco a poco tú también irás aprendiéndolo todo... Lo verás todo y a la vez serás como el hombre invisible. Lo oirás todo y harás como si no hubieras oído nada... Vas a pasarte diez horas al día caminando, pero te sentirás como si no hubieras andado nada.

Invisible


13. La estupidez no es excusa para la maldad.

Maldad


14. La política llevada a sus extremos tenía algo de artificioso.

Extremo


15. (...) Y mientras pronunciaba estas palabras, comprendió lo difícil que era decir la verdad y resultar sincero al mismo tiempo.

Sincero


16. Pero lo que mantiene vivo el amor es el hecho de que sea imposible.

Amor imposible


17. No dejes que el dinero sea un problema en tu vida... El dinero no da la felicidad.

Efectivo


18. Lo que da sentido a la vida de la ciudad son las cosas que ocultamos.

Ciudad


19. El único antídoto contra la soledad de las calles eran las mismas calles.

Antídoto


20. La ciudad es más bonita de noche, ¿Sabes? La gente de la noche siempre dice la verdad.

Vivir en la ciudad


21. ¡Una buena educación elimina la diferencia entre el rico y el pobre!

Alfabetización


22. Se consolaba diciéndose que los que ganaban mucho dinero muy deprisa solo podían hacerlo recurriendo a métodos deshonestos...

Especulación


23. Una persona podía desear una cosa y expresar con palabras otra distinta, y el destino, la suerte, era lo que podía unirlas.

Suerte

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Una sensación extraña" de Orhan Pamuk.

Síguenos