Frases de Todos los hermosos caballos


Casi había intentado hablarle pero aquellos ojos habían cambiado el mundo para siempre en el espacio de un latido.

Frases de latidos


Sólo hay una verdad, dijo John Grady. La verdad es lo que ocurrió. No es lo que sale de la boca de alguien.

Frases de verdad


Supe que algunos conseguían el valor con menos lucha que otros, pero creía que todos cuantos lo querían podían conseguirlo. Que el deseo era la cuestión en sí misma. La cuestión en sí misma. No podía pensar en nada más que contuviera esta verdad.

Frases de lucha


Al final todos llegamos a curarnos de nuestros sentimientos. Aquellos a quienes no cura la vida, les curará la muerte. El mundo es totalmente implacable en la selección entre el sueño y la realidad, incluso cuando nosotros no queremos serlo. Entre el deseo y lo que el mundo está esperando.

Frases de selección


Apenas tenía aliento para hablar y le dijo que era muy hermosa y ella sonrió y en sus ojos estaba la tristeza que él vio por primera vez la noche que fue a su habitación y supo que, aunque estaba contenido en aquella tristeza, no constituía su totalidad.

Frases de aliento


Va a morir, dijo. Dejaremos que Dios lo decida. Vámonos. ¿No teme a Dios? No tengo motivos para temerle. Incluso hay una o dos cosas que debo discutir con Él. Debería temerle, dijo el capitán. Usted no es un agente de la ley. No tiene ninguna autoridad.

Frases de capitán


Se considera cierto que quienes no conocen la historia están condenados a repetirla. Yo no creo que su conocimiento pueda salvarnos. Lo constante en la historia es la codicia, la necedad y una avidez de sangre que incluso Dios (que sabe todo cuanto puede saberse) parece impotente para cambiar.

Frases de conocimiento


Lo constante de la historia es la codicia, la necedad y una avidez de sangre que incluso Dios parece impotente para cambiar... Mucho antes de la montaña supe que aquello que ansiaba descubrir era algo que siempre había sabido. Que todo valor era una forma de constancia. Que lo primero que abandonaba el cobarde era siempre a sí mismo. Después de esto, todas las traiciones resultaban fáciles. Supe que algunos conseguían el valor con menos lucha que otros, pero creía que todos cuantos lo querían podían conseguirlo. Que el deseo era la cuestión en sí misma. No podía pensar en nada más que contuviera esta verdad: tanto depende de la suerte.

Frases de constante


Se detuvo a medio camino para mirar atrás. De pie y temblando en el agua y no de frío porque no hacía ninguno. No le hables. No la llames. Cuando se acercó, él le tendió la mano y ella la tomó. Era tan pálida en el lago que parecía estar ardiendo. Como luz fosforescente en un bosque tenebroso. (...) Como la luna que ardía sin llama. Sus cabellos negros flotaban en el agua a su alrededor, caían y flotaban en el agua. Ella le rodeó el cuello con su otro brazo y miró hacia la luna en el oeste no le hables no la llames y entonces volvió el rostro hacia él. Más dulce por el hurto de tiempo y carne, más dulce por la traición.

Frases de mirar atrás


Los hombres dicen que esto sólo lo aprenden pero dijo que ninguna criatura puede aprender lo que no cabe en la forma de su corazón.

Frases de criatura


El desierto por el que cabalgaba era rojo y rojo el polvo que levantaba... El polvo de color rojo sangre bajaba soplando desde el sol. Y caballo, jinete y caballo y sus largas sombras pasaban en tándem como la sombra de un solo ser. Pasaban y palidecían en la tierra oscurecida... El mundo venidero.

Frases de jinete


Cabalgaron de nuevo hacia el atardecer. Cuando se ponía el sol oyeron camiones en una carretera lejana y en el largo y fresco crepúsculo cabalgaron hacia el Oeste por una elevación desde la que podían ver los faros de la carretera desaparecer y volver, fortuitos y periódicos en el lento intercambio.

Frases de crepúsculo

Obras relacionadas

Todos los hermosos caballos

Todos los hermosos caballos (1992), Cormac McCarthy
  • Libro, 1992
  • Original: All the pretty horses
  • Frases de Todos los hermosos caballos: Ambientada en 1949 en las tierras fronterizas entre Texas y México, la historia se centra en John Grady Cole, un muchacho de dieciséis años que huye a México para encontrarse con un mundo marcado por la dureza y la violencia.
  • Libro esencial

Autor

Cormac McCarthy (1933): Escritor, novelista, dramaturgo y guionista estadounidense, autor de "Suttree" (1979), "Meridiano de sangre" (1985), "Todos los hermosos caballos" (1992), "En la frontera" (1994), "Ciudades de la llanura" (1998), "No es país para viejos" (2005) y "La carretera" (2006)


Palabras clave

Muerte Amor a los animales Cárcel Caballos Opresión Supervivencia Escapar Adolescencia Violencia Encarcelado Valor de la amistad Sentido del honor Ambientada en Oaxaca (México) Ambientada en Texas (Estados Unidos)

Síguenos en