Frases de Suite francesa

Suite francesa

39 frases de Suite francesa (Suite française) de Irene Némirovsky, libro de 2004.... Historia que retrata con maestría una época fundamental de la Europa del siglo XX, inicia en París los días previos a la invasión alemana y todo lo vino después.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Irene Némirovsky son: convivencia con el invasor, discriminación, éxodo, exterminio, historia de amor, holocausto, invasión, moral burguesa, nazis, resistencia francesa, segunda guerra mundial, supervivencia.

Frases de Irene Némirovsky Libros de Irene Némirovsky

Frases de Suite francesa Irene Némirovsky

01. Los seres apasionados son simples.

Apasionado


02. Las madres y las enamoradas, hembras feroces...

Amor de madre


03. Nunca se acaba de conocer a nadie.

Conocer


04. La espera, en momentos así, es erótica...

Erótico


05. Toda alegría es contagiosa y desarma los sentimientos de odio.

Alegría


06. En tiempo de guerra, ninguno de nosotros espera morir en una cama.

Guerra


07. Dichosos los que pueden amar y odiar sin disimulos, sin vacilaciones, sin matices.

Disimular


08. (...) Habían aprendido a vivir al día, a olvidarse voluntariamente del mañana.

Mañana


09. Los perros son ellos, que van en manada y, si les mandan morder, muerden.

Manada


10. (...) Era taciturno y estaba revestido de una triple armadura de pudor: masculino, campesino y francés.

Pudor


11. Ambos seguían teniendo un inmenso deseo de ser felices; tal vez porque se habían querido mucho.

Ser feliz


12. (...) Aquellos refugiados venían de París, del norte, del este, de provincias asoladas por la invasión y la guerra.

Invasión


13. No hay nada que comprender...El mundo está regido por leyes que no se han hecho ni para nosotros ni contra nosotros.

Leyes


14. ¿Qué me hace este país? Ya que me rechaza, considerémoslo fríamente, observémoslo mientras pierde el honor y la vida.

País


15. (...) Y de pronto la visión del lector se eleva: ya no hay un solo rostro, una sola alma. Descubre la multiplicidad de los moldes.

Lector


16. Sólo la música es capaz de abolir las diferencias de idioma o costumbres de dos seres humanos y tocar algo indestructible en su interior.

Indestructible


17. Aquella amistad entre el alemán y ella, aquel secreto compartido, un mundo oculto en el seno de aquella casa hostil, ¡Qué dulce era, Dios mío!

Dulce


18. Lo que une o separa a los seres humanos no es el idioma, las leyes, las costumbres ni los principios, sino la manera de coger el cuchillo y el tenedor.

Cuchillo


19. ¡Ah, cómo odio vuestros melindres de europeos! Lo que denomináis éxito, victoria, amor, odio, ¡Yo lo llamo dinero! ¡Se trata de otra palabra para designar las mismas cosas!

Dinero


20. Una novela tiene que parecerse a una calle llena de desconocidos por la que pasan no más de dos o tres personajes a los que se conoce a fondo.

Calle


21. El hombre ha nacido para ser guerrero, como la mujer para el descanso del guerrero -respondió Bonnet, y sonrió, porque encontraba divertido citar a Nietzsche ante aquella bonita campesina francesa-.

Divertido


22. Entre aquellas dos mujeres, cualquier tema de conversación era como una zarza: si no había más remedio que tocarlo, se hacía con infinita prudencia para no pincharse las manos.

Conversación


23. En el fondo, todos juzgamos a los demás según nuestro propio corazón. El avaro cree que a todo el mundo lo mueve el interés; el lujurioso, el deseo, y así sucesivamente.

Prejuicio


24. Odiaba la guerra, que amenazaba algo mucho más importante que su vida o su bienestar: a cada instante destruía el universo de la ficción, el único en que se sentía feliz.

Guerra mundial


25. Los imperios mueren. Nada tiene importancia. Se mire desde el punto de vista místico o desde el punto de vista personal, es lo mismo. Conservemos la cabeza fría. Endurezcamos el corazón. Esperemos.

Imperio


26. Felices o desgraciados, los acontecimientos extraordinarios no cambian el alma de un hombre, sino que la precisan, como un golpe de viento que se lleva las hojas muertas y deja al desnudo la forma de un árbol.

Acontecimientos

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Suite francesa" de Irene Némirovsky.

Síguenos