Frases de Suave es la noche

Suave es la noche

24 frases de Suave es la noche (Tender is the night) de F. Scott Fitzgerald, libro de 1934.... Historia del ascenso y caída de Dick Diver, un joven y prometedor psicoanalista, y su mujer, Nicole, quien al mismo tiempo era una de sus pacientes.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de F. Scott Fitzgerald son: culpabilidad, enfermedad mental, esquizofrenia, generación perdida, naturaleza del amor, sentido común, soledad, vida en un hospital.

Frases de F. Scott Fitzgerald Libros de F. Scott Fitzgerald

Frases de Suave es la noche F. Scott Fitzgerald

01. Hablaban sin rumbo, cada uno hablando por el otro...

Rumbo


02. Las personas que viven solas se acostumbran a la soledad.

Vivir solo


03. Era tan terrible que ya no era terrible, solo deshumanizado.

Terrible


04. Cuando te emborrachas no rompes nada excepto a ti mismo.

Borrachera


05. Nunca entendí qué significa sentido común aplicado a problemas complicados.

Sentido común


06. Los niños extraños deberían sonreírse mutuamente y decir: "Juguemos".

Sonreír


07. En cualquier caso, no debes confundir una sola falla con una derrota final.

Fallar


08. Es difícil sentarme aquí y estar cerca de ti, y no besarte.

Cerca de ti


09. Estoy cansado de no saber nada y de que me lo recuerden todo el tiempo.

Cansado


10. Saliendo de un dolor, parece necesario volver sobre los mismos pasos que nos llevaron allí.

Pasos


11. El estar solo física y espiritualmente engendra soledad y la soledad engendra más soledad.

Solo


12. Ella sonrió, con una conmovedora sonrisa infantil que era como toda la juventud perdida del mundo.

Sonrisa


13. Las mejores relaciones se establecen cuando uno quiere que perduren a pesar de conocer los obstáculos.

Obstáculos


14. La heterogénea e indistinguible masa de muchachos universitarios, interesados solo en el amor a primera vista...

Universidad


15. Algún día encontraré a alguien a quien pueda amar de verdad y no le dejaré escapar.

Escapar


16. Cuando veo un hermoso caparazón como ese, no puedo evitar sentir remordimiento por lo que hay dentro.

Remordimiento


17. Algún día voy a encontrar a alguien y lo amaré, lo amaré y nunca lo dejaré ir.

Creer en el amor


18. A mí me gusta Francia, donde todo el mundo se cree que es Napoleón. Aquí [Roma] todo el mundo se cree que es Jesucristo

Jesucristo


19. No te pido que me ames siempre así, pero te pido que recuerdes. En algún lugar dentro de mí siempre habrá la persona que soy esta noche.

Reencuentro


20. A veces resulta más difícil privarse de un dolor que de un placer, y el recuerdo le obsesionaba tanto que, por el momento, lo único que podía hacer era seguir fingiendo.

Difícil


21. A veces es más difícil privarse de un dolor que de un placer y el recuerdo lo poseía de tal manera que, por el momento, no había nada más que hacer que fingir.

Fingir


22. Las tres mujeres que había en la mesa eran perfectos ejemplos del enorme flujo de la vida norteamericana. Nicole era nieta de un capitalista (...), Mary North era hija de un empapelador y descendiente del presidente Tyler. Rosemary pertenecía a la clase media y su madre la había lanzado a las cumbres inexploradas de Hollywood.

Capitalista


23. Los buenos modales equivalen a reconocer que todo el mundo es tan delicado que se le tiene que tratar con guante blanco. Pero el respeto a los demás es otra cosa. A un hombre no se le puede llamar cobarde o mentiroso a la ligera, pero si uno se pasa la vida tratando de no herir los sentimientos de los demás y alimentando su vanidad, acaba por no saber qué es lo que debe respetar en ellos.

Modales


24. Se habla de que las heridas cicatrizan, estableciéndose un paralelismo impreciso con la patología de la piel, pero no ocurre tal cosa en la vida de un ser humano. Lo que hay son heridas abiertas; a veces se encogen hasta no parecer más grandes que un pinchazo causado por un alfiler, pero siguen siendo heridas. Las marcas que deja el sufrimiento se deben comparar más bien a la pérdida de un dedo o la pérdida de visión en un ojo. Puede que en algún momento no notemos que nos faltan, pero el resto del tiempo, aunque los echemos de menos, nada podemos hacer.

Cicatrices

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Suave es la noche" de F. Scott Fitzgerald.

Síguenos