Frases de Sobre héroes y tumbas


La vanidad es tan fantástica, que hasta nos induce a preocuparnos de lo que pensarán de nosotros una vez muertos y enterrados. III - Informe sobre ciegos XXVII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de vanidad


La obra de arte es un intento, acaso descabellado, de dar la infinita realidad entre los límites de un cuadro o de un libro. II - Los rostros invisibles IV, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de obra de arte


Nunca se sabe, hasta el final, si lo que un día cualquiera nos sucede es historia o simple contingencia, si es todo (por trivial que parezca) o es nada (por doloroso que sea). IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de simple


La luz crepuscular demorándose sobre las modestas estatuas, sobre los pensativos leones de bronce, sobre los senderos cubiertos de hojas blandamente muertas. I - El dragón y la princesa I, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de estatua


¿Te imaginas qué lindo vivir juntos durante años, acostarnos en la misma cama, a lo mejor vernos desnudos y vencer la tentación de tocarnos y de besarnos? I - El dragón y la princesa X, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de tentación


Una de las trágicas precariedades del espíritu, pero también una de sus sutilezas más profundas, era su imposibilidad de ser sino mediante la carne. I - El dragón y la princesa XVII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de sexualidad


Y la miraba allá arriba, inquieto, como quien vigila a un equilibrista querido que se mueve en zonas peligrosísimas y sin que nadie pueda prestarle ayuda. I - El dragón y la princesa XVII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de ayuda


No hay casualidades sino destinos. No se encuentra sino lo que se busca, y se busca lo que en cierto modo está escondido en lo más profundo y oscuro de nuestro corazón. Porque si no, ¿Cómo el encuentro con una misma persona no produce en dos seres los mismos resultados? ¿Por qué a uno el encuentro con un revolucionario lo lleva a la revolución y al otro lo deja indiferente? Razón por la cual parece como que uno termina por encontrarse al final con las personas que debe encontrar, quedando así la casualidad reducida a límites muy modestos. De modo que esos encuentros que en la vida de cada uno nos parecen asombrosos, como el reencuentro mío con fernando, no son otra cosa que la consecuencia de esas fuerzas desconocidas que nos aproximan a través de la multitud indiferente, como las limaduras de hierro se orientan a distancia hasta los polos de un poderoso imán; Movimientos que constituirían motivo de asombro para las limaduras si tuviesen alguna conciencia de sus actos sin alcanzar a tener, empero, un conocimiento pleno y total de la realidad. Así, marchamos un poco como sonámbulos, pero con la misma seguridad de los sonámbulos, hacia los seres que de algún modo son desde el comienzo nuestros destinatarios. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de casualidad


¿Qué máscara nos ponemos o qué máscara nos queda cuando estamos en soledad, cuando creemos que nadie, nadie, nos observa, nos controla, nos escucha, nos exige, nos suplica, nos intima, nos ataca? II - Los rostros invisibles XX, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de máscara


La verdad está bien en las matemáticas, en la química, en la filosofía. No en la vida. En la vida es más importante la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza. II - Los rostros invisibles VIII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de ilusión


La creciente de un río de montaña arrastra muchas cosas que hasta unos momentos antes se encontraban plácidamente contemplando el mundo. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de río


Aquella noche tuve un sueño agitado. Al despertarme casi me asusté, en la madrugada, no recordé inmediatamente los hechos del día anterior y hasta que tuve plena conciencia miré con sorpresa la confusa realidad que me rodeaba. Pues no nos despertamos de golpe, sino en un complejo y paulatino proceso en que vamos reconociendo el mundo originario como quien viene de un larguísimo viaje por continentes lejanos e imprecisos, y en que después de siglos de existencia oscura hemos perdido la memoria de nuestra existencia anterior, y sólo recordamos de ella fragmentos incoherentes. Y después de un tiempo inconmensurable, la luz del día empieza tenuemente a iluminar las salidas de aquellos laberintos angustiosos y entonces corremos con ansiedad hacia el mundo diurno. Y llegamos al borde del sueño como náufragos exhaustos que logran alcanzar la playa después de una larga lucha con la tempestad. Y allí, semiinconscientes todavía, pero ya tranquilizándonos poco a poco, empezamos a reconocer con gratitud algunos de los atributos del mundo cotidiano, el tranquilo y confortable universo de la civilización. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de despertar

Obras relacionadas

Sobre héroes y tumbas

Sobre héroes y tumbas (1961), Ernesto Sabato
  • Libro, 1961
  • Frases de Sobre héroes y tumbas: Centrada en el personaje de Martín, un hombre en busca de sí mismo, el escritor argentino expone su particular visión sobre la soledad, tema clave en su narrativa.
  • Libro esencial

Autor

Ernesto Sabato (1911-2011): Escritor, novelista, ensayista, físico y artista plástico argentino, autor de "Uno y el universo" (1945), "El túnel" (1948), "Sobre héroes y tumbas" (1961), "El escritor y sus fantasmas" (1963) y "La resistencia" (2000).


Palabras clave

Amor Surrealismo Soledad Esencia del ser humano Secta Dios Conflictos familiares Confesiones Decadencia social Misterio

Síguenos en