Frases de Sobre héroes y tumbas


Aunque por otro lado pienso que no debería verte nunca. Pero te veré porque te necesito. I - El dragón y la princesa III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de te necesito


La esperanza no deja de luchar aunque la lucha esté condenada al fracaso, ya que, precisamente, la esperanza sólo surge en medio del infortunio y a causa de él. II - Los rostros invisibles VII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de perseverancia


Pero siempre entendemos demasiado tarde a los seres que más cerca están de nosotros, y cuando empezamos a aprender este difícil oficio de vivir ya tenemos que morirnos, y sobre todo ya han muerto aquellos en quienes más habría importado aplicar nuestra sabiduría. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de demasiado tarde


Él había suspirado entonces y ella le había dicho "qué". Y él le había respondido "nada", como respondemos cuando estamos pensando "todo". II - Los rostros invisibles IV, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de diálogo


(...) Porque todavía no había llegado el momento de comprender que la costumbre es falaz y que nuestros pasos mecánicos no nos conducen siempre a la misma realidad; Porque ignoraba todavía que la realidad es sorpresiva y, dada la naturaleza de los hombres, a la larga, trágica. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de pasos


A medida que nos acercamos a la muerte también nos acercamos a la tierra, y no a la tierra en general, sino a aquel pedazo, a aquel ínfimo (¡Pero tan querido, tan añorado!) pedazo de tierra en que transcurrió nuestra infancia, en que tuvimos nuestros juegos y nuestra magia, la irrecuperable magia de la irrecuperable niñez. II - Los rostros invisibles XIV, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de niñez


El amor verdadero no era precisamente uno de esos absolutos; Pregunta en la cual la palabra "amor", sin embargo, tenía tanto que ver con la empleada por kant o hegel como la palabra "catástrofe" con un descarrilamiento o un terremoto, con sus mutilados y muertos, con sus aullidos y su sangre. Bruno respondía que, a su juicio, la calidad del amor que hay entre dos seres que se quieren cambia de un instante a otro, haciéndose de pronto sublime, bajando luego hasta la trivialidad, convirtiéndose más tarde en algo afectuoso y cómodo, para repentinamente convertirse en un odio trágico o destructivo. II - Los rostros invisibles VIII, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de verdadero amor


(...) Queda tan muerto como queda una casa cuando se retiran para siempre los seres que la habitan y, sobre todo, que sufrieron y se amaron en ella. Pues no son las paredes, ni el techo, ni el piso lo que individualiza la casa sino esos seres que la viven con sus conversaciones, sus risas, con sus amores y odios; Seres que impregnan la casa de algo inmaterial pero profundo, de algo tan poco material como es la sonrisa en un rostro, aunque sea mediante objetos físicos como alfombras, libros o colores. I - El dragón y la princesa II, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de hogar


Y en aquel reducto solitario me ponía a escribir cuentos. Ahora advierto que escribía cada vez que era infeliz, que me sentía solo o desajustado con el mundo en que me había tocado nacer. Y pienso si no será siempre así, que el arte de nuestro tiempo, ese arte tenso y desgarrado, nazca invariablemente de nuestro desajuste, de nuestra ansiedad y nuestro descontento. IV - Un Dios desconocido III, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de descontento


Los pesimistas se reclutan entre los ex esperanzados, puesto que para tener una visión negra del mundo hay que haber creído antes en él y en sus posibilidades. Y todavía resulta más curioso y paradojal que los pesimistas, una vez que resultaron desilusionados, no son constantes y sistemáticamente desesperanzados, sino que, en cierto modo, parecen dispuestos a renovar su esperanza a cada instante aunque lo disimulen debajo de su negra envoltura de amargados universales, en virtud de una suerte de pudor metafísico; Como si el pesimismo, para mantenerse fuerte y siempre vigoroso, necesitase de vez en cuando un nuevo impulso producido por una nueva y brutal desilusión. I - El dragón y la princesa V, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de desánimo


Ya que no bastan - pensaba- los huesos y la carne para construir un rostro, y es por eso que es infinitamente menos físico que el cuerpo: está calificado por la mirada, por el rictus de la boca, por las arrugas, por todo ese conjunto de sutiles atributos con que el alma se revela a través de la carne. Razón por la cual, en el instante mismo en que alguien muere, su cuerpo se transforma bruscamente en algo distinto, tan distinto como para que podamos decir "no parece la misma persona", no obstante tener los mismos huesos y la misma materia que un segundo antes, un segundo antes de ese misterioso momento en que el alma se retira del cuerpo. I - El dragón y la princesa II, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de rostro


De los muchos rostros que (como todos los seres humanos) Alejandra tenía, aquél era el que más le pertenecía a Martín; o, por lo menos, el que más le había pertenecido: era la expresión profunda y un poco triste del que anhela algo que sabe, por anticipado, que es imposible; un rostro ansioso pero ya de antemano desesperanzado, como si la ansiedad (es decir, la esperanza) y la desesperanza pudieran manifestarse a la vez. Y, además, con aquella casi imperceptible pero sin embargo violenta expresión de desdén contra algo, quizá contra Dios o la humanidad entera o, más probablemente, contra ella misma. O contra todo junto. No sólo de desdén, sino de desprecio y hasta de asco. IV - Un Dios desconocido V, frases Sobre héroes y tumbas

Frases de expresión

Obras relacionadas

Sobre héroes y tumbas

Sobre héroes y tumbas (1961), Ernesto Sabato
  • Libro, 1961
  • Frases de Sobre héroes y tumbas: Centrada en el personaje de Martín, un hombre en busca de sí mismo, el escritor argentino expone su particular visión sobre la soledad, tema clave en su narrativa.
  • Libro esencial

Autor

Ernesto Sabato (1911-2011): Escritor, novelista, ensayista, físico y artista plástico argentino, autor de "Uno y el universo" (1945), "El túnel" (1948), "Sobre héroes y tumbas" (1961), "El escritor y sus fantasmas" (1963) y "La resistencia" (2000).


Palabras clave

Amor Surrealismo Soledad Esencia del ser humano Secta Dios Conflictos familiares Confesiones Decadencia social Misterio

Síguenos en