Frases de Snow Crash

Snow Crash

38 frases de Snow Crash () de Neal Stephenson, libro de 1992.... Historia de un repartidor de pizza en el mundo real, pero guerrero samurái en el Metaverso (mundo virtual, ciberespacio). Tras descubrir la existencia de un poderoso virus informático creado por "Cuervo" ¿podrá detenerlo?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Neal Stephenson son: código binario, control de la información, hacker, ordenador, programadores informáticos, realidad virtual, samurái, software, virus informático.

Frases de Neal Stephenson

Frases de Snow Crash Neal Stephenson

01. Condensar en hechos el vapor de los matices.

Hecho


02. Cuando se pelea por el control de una espada, siempre gana quien sostiene la empuñadura.

Espionaje


03. (...) ¿Es un virus, una droga o una religión? - ¿Y qué diferencia hay?

Virus


04. Una idea viral puede ser derrotada, como pasó con el nazismo, los pantalones de campana o las camisetas de Bart Simpson.

Idea


05. Mi deporte favorito es ver a los legisladores tratar de mantenerse al día con el mundo.

Poder legislativo


06. Es un hacker. Se gana la vida manipulando código binario.

Programador


07. Tú no los respetas mucho..., porque eres joven y arrogante. Pero yo tampoco los respeto mucho, porque soy viejo y sabio.

Arrogante


08. Sus ojos se cruzan; el corazón comienza a dar débiles saltos, como un conejito en una bolsa hermética.

Corazón


09. Tener tu vida en la línea de fuego es algo especial. Es como ser un piloto kamikaze. La mente se despeja.

Piloto


10. El desarrollo de software comparte con el deporte profesional la característica de lograr que los treintañeros se sientan decrépitos.

Software


11. El mundo está lleno de energía y potencia, y con una pequeña parte de esa potencia se puede llegar muy lejos.

Parte


12. Verás, el mundo está lleno de cosas más poderosas que nosotros. Pero si sabes cómo cabalgarlas, te llevan a sitios.

Cabalgar


13. Un metavirus...Es la bomba atómica del armamento de información. Un virus que fuerza a un sistema a infectarse con otros virus.

Armamento


14. -Es el Gobierno de los Estados Unidos... Donde los hackers acuden a morir...El mayor, y el menos eficiente, productor de software del mundo.

Software


15. Un dicho como ése es igual que un virus, ya sabe, un fragmento de información, datos, que se extiende de una persona a otra.

Datos


16. Los ordenadores usan un código binario para representar la información; por eso dije que tengo que creer en un universo binario y ser dualista.

Ordenador


17. Eres un hacker realmente inteligente y el mejor espadachín del mundo, y te dedicas a repartir pizzas y organizar conciertos que no te dan dinero.

Programador


18. Por listos que seamos, en lo más profundo siempre hay una parte irracional que nos convierte en anfitriones en potencia para la información autorreplicante.

Irracional


19. (...) Podría apagarlo y encenderlo cada vez que ocurra, pero resulta incómodo en el fragor del combate, y no es una solución muy admirable para un hacker.

Sistema operativo


20. Todo el mundo tiene una religión. Tenemos receptores de religión en las neuronas, o algo así, y nos agarramos a cualquier cosa que llene ese nicho para nosotros.

Neuronas


21. Para encontrar al director de una franquicia no hace falta que te esfuerces en leer el cargo en su identificación, basta con que busques al que lleva el manual.

Director


22. Y, mientras estamos allí, en la Almadía, después de conseguir el combustible y antes de irnos a casa, quizá pasen otras cosas... Ya se sabe, la vida es imprevisible.

Impredecible


23. Una vez que un hacker neurolingüístico se conecta con las estructuras profundas de nuestro cerebro, no podemos sacarlo, porque no podemos controlar el cerebro a un nivel tan básico.

PNL


24. Los ordenadores hablan lenguaje máquina...Se escribe con unos y ceros: código binario. En el nivel más bajo, todos los ordenadores se programan con secuencias de unos y ceros.

Programar


25. (...) Desde entonces, el repartidor deja la pistola en la guantera y prefiere valerse de un par de espadas de samurái, que al fin y al cabo siempre han sido su arma favorita.

Espadas

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Snow Crash" de Neal Stephenson.

Libros parecidos

Síguenos