Frases de Riesgo calculado


Bébete el champán. Tomé un sorbo, pero las burbujas me subieron por la nariz, me quemaron la garganta y me hicieron toser. Inicié el movimiento para devolverle la copa. No te lo bebas como si fueras un caballo en el abrevadero -me corrigió-. El champán se ha de beber lentamente. La era de las máquinas, frases Riesgo calculado

Frases de champán


(...) Utilizó la palabra Londres en francés porque observó que, a pesar de que hablaban flamenco, la mayoría eran franceses, y deseaba granjearse su simpatía. En el alma de todo buen francés, el interés pecuniario se mezclaba con el romanticismo, mientras que el corazón flamenco estaba hecho de puro pragmatismo. Primera parte, frases Riesgo calculado

Frases de franceses


El joven seguía sentado en silencio. Al despuntar el sol, se inclinó hacia delante para encender un delgado cigarrillo turco en la llama de la vela de sebo. Una pequeña paloma gris se posó en el antepecho exterior de la ventana abierta. El pájaro meneó la cabeza de un lado a otro para ajustar su visión a la tenue luz. El hombre permaneció inmóvil, pero en sus ojos azules había un extraño brillo, como si un negro carbón hubiera despertado a la vida. Era una mirada aterradora, que muchos tenían motivos para desear olvidar. Primera parte, frases Riesgo calculado

Frases de contemplación


Se han compuesto más piezas musicales sobre el dinero que sobre el amor y, a menudo, con un final más feliz y una melodía más pegadiza. La pobreza puede mover a algunos a cantar blues, pero la riqueza y la codicia parecen exigir una música a mayor escala: la ópera. Una noche en la ópera, frases Riesgo calculado

Frases de ópera


No había robado esas acciones del fondo de pensiones, ¡El fondo le pertenecía! No se trataba en absoluto de una adquisición a corto plazo del pequeño negocio de nuestra isla; eso era tan sólo la punta del iceberg. No sólo querían un refugio fiscal para los fondos de otras personas, querían un país propio. La cancelación, frases Riesgo calculado

Frases de corto plazo


Aquellos eran los hombres que habían echado a Bibi de su propio banco, un banco que él había levantado con pequeños inversores a los que la empresa les había costado sangre y lágrimas. Un banco construido por gente que creía que los banqueros cumplirían su palabra: proteger los depósitos y aumentar el capital, en lugar de utilizarlo para otorgar préstamos bajo mano a sus amigos y sobornar a senadores indulgentes. La cancelación, frases Riesgo calculado

Frases de préstamos


He visto demasiada corrupción y avaricia desenfrenadas en el mundo de las finanzas. A pesar de que se les confía la salvaguarda del dinero de otras personas, con el tiempo, los banqueros e inversores llegan a considerar esos bienes como propios. Juegan con ellos a su antojo, arriesgándose sin detenerse a reflexionar con perspectiva de pasado o de futuro. Civilizaciones enteras han sido destruidas por esa especie de ruleta sin control. Fusiones, frases Riesgo calculado

Frases de acciones financieras


(...) Había tenido siempre una habilidad especial para explicarlo todo con asombrosa claridad, pero su mente en sí era barroca. Era un maestro de la complejidad y la intriga, y le encantaba examinar un asunto desde todos los posibles puntos de vista. Yo sabía que había ideado aquella apuesta tanto por aburrimiento como por indignación moral. Como de costumbre, para él la vida no constituía un reto suficiente. La sociedad limitada, frases Riesgo calculado

Frases de intriga


Quizá le parezca extraño a alguien ajeno al mundo de la banca, pero la mayoría de la gente comete dos errores fundamentales respecto a la naturaleza del dinero y al bienestar que éste proporciona. El primero es suponer que el dinero posee determinado valor intrínseco o, al menos, establecido. No lo posee. El segundo es creer que se puede proteger físicamente metiéndolo en la cámara acorazada de un banco o en algún lugar seguro. No se puede. Una noche en la ópera, frases Riesgo calculado

Frases de capital


Cuando el trueque se efectuaba por medio de vacas, los ladrones tenían un verdadero problema. Sin embargo, con la aparición de los ordenadores el dinero en efectivo se ha vuelto tan manejable que apenas existe, si no es como un leve parpadeo electrónico. Creo que esta época de alta tecnología en la banca es una especie de amanecer del simbolismo fiduciario, es decir, de la era en la que el dinero no será más que puntos diminutos de luz emitidos por satélites espaciales. Una noche en la ópera, frases Riesgo calculado

Frases de efectivo


El dinero es un simple símbolo. Cuanto más dinero se mueve y cuanta más velocidad se imprime al movimiento, más simbólico se vuelve; Lo difícil es entonces controlar su valor absoluto, o incluso aproximado. Cuando se mueven sumas de dinero de cierta envergadura de un lugar a otro, y se hace con la suficiente rapidez, prácticamente desaparecen. Lo mismo ocurre con respecto al robo; Sólo cambian los métodos, no los conceptos ni los motivos. Los seres humanos han robado desde mucho antes de que se inventara el dinero; Pero, cuanto más "manejable" es una fortuna, más fácil resulta robarla. Una noche en la ópera, frases Riesgo calculado

Frases de función del dinero


Llevarse simplemente mil millones de dólares es demasiado sencillo -me soltó nada más empezar-; cualquier hacker podría hacerlo. Para que sea interesante de verdad, creo que no deberíamos concretar la cantidad de dinero. - ¿Cómo determinaremos entonces quién ha resultado ganador? -quise saber. -Estableceremos un tiempo límite, tres meses o algo así, y añadiremos un poco más para planear los detalles. Luego cogeremos el dinero que hemos "tomado prestado"... ¡Y lo invertiremos! De este modo, el desafío de la especulación constituirá un aliciente añadido. La cuestión no será sólo quién roba más dinero, sino también quién hace un mejor uso del mismo. La sociedad limitada, frases Riesgo calculado

Frases de especulación

Obras relacionadas

Riesgo calculado

Riesgo calculado (1992), Katherine Neville
  • Libro, 1992
  • Original: A calculated risk
  • Frases de Riesgo calculado: Verity Banks, su antiguo mentor y amante y un reto: ¿cuál de los dos será el primero en robar mil millones de dólares e invertirlos para ganar treinta millones en tres meses?.
  • Libro esencial

Autor

Katherine Neville (1945): Escritora, novelista, ensayista y fotógrafa estadounidense, autora de "El ocho" (1988), "Riesgo calculado" (1992), "El círculo mágico" (1998) y "El fuego" (2008).


Palabras clave

Complot Desafíos Misterio Computadoras Robo a banco Hacker Escándalo financiero Bancos, empresas financieras Sistema financiero

Síguenos en