Frases de Retrato de una dama

Retrato de una dama

37 frases de Retrato de una dama (The portrait of a lady) de Henry James, libro de 1881.... Historia de Isabel Archer, que tras heredar una gran suma de dinero, se convierte en la víctima de un maquiavélico plan... Un experimento para comprobar qué pasa cuando una joven idealista se hace rica repentinamente.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Henry James son: autonomía, búsqueda de la libertad, de origen humilde, desamor, fortuna heredada, juzgar a los demás, manipulación, verdadero amor.

Frases de Henry James

Frases de Retrato de una dama Henry James

01. La ausencia de vicios no suele ser una fuente de ingresos.

Ingresos


02. Soy suyo para siempre..., para siempre, por toda la eternidad. Aquí me tiene, firme como una roca.

Eternidad


03. Su deber es salvar del naufragio de su vida cuanto le sea posible.

Salvar


04. Todo es dulce y suave... Y tiene el color de las cosas de Italia.

Italia


05. No interrogues tanto a tu conciencia...Acabará por desafinarse como un piano mal tocado.

Conciencia


06. Y acuérdate siempre de que, si bien te han odiado... También has sido muy amada...

Bien


07. Vivir como él estaba viviendo era tanto como leer un buen libro en una mala traducción.

Traducción


08. Los idiomas no son nada. Me refiero al espíritu... Al genio.

Idioma


09. Ella tenía una manera de considerar la vida que a él le parecía una ofensa personal.

Ofensa


10. Cuando se tiene éxito uno se siente más a gusto y como en su propio país.

Éxito


11. No puede resignarse a perderlo todo por la simple razón de que ha perdido ya una parte.

Perder


12. La vida es mejor porque en ella existe el amor. La muerte es buena, pero en ella no existe amor.

Vida


13. Su serenidad no era más que el adorno proporcionado por unas flores silvestres en las ruinas de sí mismo.

Serenidad


14. Las cosas son siempre distintas de lo que deben ser...Si piensas esperar a que cambien, no harás nunca nada.

Esperar


15. ¿Acaso no recuerda lo que yo mismo le he dicho, que uno debe hacer de su propia vida una obra de arte?

Dicho


16. Era escritora, y su profesión le proporcionaba la gran ventaja de poder meterse por todas partes y hacer lo que quisiera.

Profesión


17. Yo daría mi dedo meñique por ir al Japón, uno de los pocos países que quisiera de verdad conocer.

Japón


18. Pero, a mí manera de ver, sólo hay dos clases: la de la gente de quien me fío y la contraria.

Gente


19. Usted se figura que soy un frívolo, lo estoy viendo en la expresión de su cara... tiene usted un rostro maravillosamente expresivo.

Frívolo


20. De nada soy capaz respecto a usted, salvo de estar endemoniadamente enamorado. Y cuanto más fuerte es uno, con más fuerza quiere.

Enamorado


21. Tenemos lo que queremos, además de tenernos el uno al otro. Tenemos la capacidad de saber admirar, amén de muchas otras importantes convicciones.

Admirar


22. Hasta los cuarenta no tiene una la suficiente ecuanimidad para juzgar; hasta esa edad somos ansiosas, duras, crueles y, por añadidura, ignorantes en demasía.

Juzgar


23. ¿Qué entiendes tú por ser rico? A mí me parece que es rico el que cuenta con los medios para satisfacer las exigencias de su imaginación.

Rico


24. Un carruaje bien rápido, rodando a distancia en la noche oscura y tirado por cuatro briosos caballos por caminos invisibles, ésa es mi idea de la felicidad.

Felicidad


25. Hay momentos en los cuales, se tome o no se tome té -cosa que, desde luego, algunos no hacen jamás-, la situación constituye por sí misma una verdadera delicia.


26. Su fortuna empezó a aparecérsele como una parte integrante de lo mejor de su propio ser, pues le prestaba gran importancia e incluso, gracias a la imaginación, cierta belleza ideal.

Ideal

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Retrato de una dama" de Henry James.

Libros parecidos

Síguenos