Frases de Poder absoluto

Poder absoluto

8 frases de Poder absoluto (Absolute power) de David Baldacci, libro de 1996.... Libro de David Baldacci.

Frases de David Baldacci

Frases de Poder absoluto David Baldacci

01. (...) Nuestro margen de oportunidad es cada vez más estrecho a medida que pasan los días.

Oportunidad


02. (...) Pero eso era lo mejor de estar vivo. Hoy quizá las cosas no iban bien. Pero mañana habría la posibilidad de arreglarlas.

Estar vivo


03. ¿Sabe la clase de persona que se necesita ser para llegar a presidente? No son normales. Empiezan bien, pero cuando llegan a ese nivel venden el alma al diablo y aplastan a tanta gente que acaban por no parecerse en nada a usted y a mí, ni por los pelos.

Vender el alma al diablo


04. Las personas arrogantes por lo general sobrestiman sus capacidades y minusvaloran las de todos los demás.

Arrogante


05. Algunas veces las cosas no funcionaban. Aunque se desearan por encima de todo lo demás. No se podía obligar a una persona amar a otra. Había que seguir adelante.

Seguir adelante


06. Ahora, por una vez en mucho tiempo, se sentía bien. Nada de preocupaciones, sólo posibilidades. Miles de posibilidades.

Posibilidades


07. Siempre había deseado pertenecer a la elite del cuerpo de seguridad encargado de la protección del individuo más importante del planeta. Poseía la fuerza, la inteligencia y la capacidad necesaria para ser agente del servicio secreto. Saber que en cualquier instante se esperaba de él que sacrificara su vida por la de otro hombre, y de hecho estaba a dispuesto a hacerlo, en aras del bien común, estar preparado para realizar un acto de nobleza suprema en un mundo carente cada día más de virtud...

Agente secreto


08. Su resistencia al alcohol era legendaria. Podía beber el doble de lo que había bebido esta noche y seguir tan fresco, sin impedimentos en el habla ni en las funciones motoras, algo fatal para un hombre en su posición.

Beber

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Poder absoluto" de David Baldacci.

Síguenos