Frases de Paraíso inhabitado


Nací cuando mis padres ya no se querían.

Frases de separación


Me senté en un rincón, esperando un trocito de silencio donde introducirme.

Frases de silencio


Nunca hubiera podido imaginar que una ausencia ocupara tanto espacio, mucho más que cualquier presencia. Y fui consciente de mi gran soledad. Y este conocimiento aumentaba la tristeza que ya había descubierto. Sólo que ahora era mucho mayor.

Frases de ausencia


Me empujaba un deseo inconcreto, en donde era menos emocionante el hallazgo que la búsqueda.

Frases de hallazgo


(...) Me produjo la extraña sensación de no pisar en tierra firme, algo como una gran laguna escondida bajo las apacibles campiñas de sus palabras.

Frases de laguna


Se es de donde se quiere ser, y se pertenece a quienes se desea pertenecer...

Frases de desear


Uno de mis recuerdos más lejanos se remonta a la noche en que vi correr al Unicornio que vivía enmarcado en la reproducción de un famoso tapiz. Con asombrosa nitidez, le vi echar a correr y desaparecer por un ángulo del marco, para reaparecer enseguida y retomar su lugar; hermoso, blanquísimo y enigmático.

Frases de unicornios


Pero sí guardo en mi memoria el gran vacío que dejó cuando se fue. Y tuvo que pasar mucho tiempo antes de que volviéramos a encontrarnos. No sólo había desaparecido ella, también habían desaparecido el calor, la curiosidad y las ganas de conocer que me había despertado. Nunca hubiera podido imaginar que una ausencia ocupara tanto espacio, mucho más que cualquier presencia. Y fui consciente de mi gran soledad. Y este conocimiento aumentaba la tristeza que ya había descubierto. Sólo que ahora era mucho mayor.

Frases de ausencia


Has crecido demasiado para esconder la cara en mi delantal... Has de comprender que ya no eres... Como antes.

Frases de enfrentar


Más que entrar, salíamos, y fue como sumergirse en una blanca, inmensa luz. Colgaban por todas partes sábanas, bamboleándose en los tendederos, empapadas de agua, con centelleo de nieve, levantando oleadas de blancura. Como si una fantasmal flota de veleros hubiera invadido el terrado. Ya no era el terrado, era un revivir de lecturas: La isla del tesoro, Robinson, Peter Pan y el País de Nunca Jamás... En el aire se respiraba el mar, al mismo tiempo que se oía.

Frases de tesoro


Mamá tenía entre los dedos un papel, y llevaba puestas las gafas, lo que le daba un aire aún más severo: -Te he llamado porque aquí me cuentan que no te portas bien en el colegio. El primer día, te dormiste en la misa y, además, lloraste. Eso me extraña, porque yo estaba orgullosa de ti, precisamente porque eres una niña que no llora sin motivo.

Frases de llanto


Era una habitación, no en la llamada parte "noble" de la casa, sino en la zona del cuarto de estudio, el de las Tatas, el de la plancha, la cocina...

Frases de cuarto

Obras relacionadas

Paraíso inhabitado

Paraíso inhabitado (2008), Ana María Matute
  • Libro, 2008
  • Frases de Paraíso inhabitado: Historia de Adriana, una niña que poco a poco descubre el mundo de los adultos, aunque sin llegar a entenderlo del todo y se crea un mundo fantástico creado en su imaginación.

Autor

Ana María Matute (1926-2014): Escritora y novelista española, autora de "Los Abel" (1948), "Luciérnagas" (1955), "Primera memoria" (1959), "Los soldados lloran de noche" (1963), "La trampa" (1969) y "Olvidado rey Gudú" (1996).


Palabras clave

Sentimientos Soledad Conciencia de la muerte Convivencia Conflictos familiares Familia burguesa Infancia Don de la fantasía Valor de la amistad Segunda República Española Mayoría de edad

Síguenos en