Frases de Niebla

Niebla

29 frases de Niebla de Miguel de Unamuno, libro de 1914.... Augusto Pérez, el protagonista de la historia, lleva una vida apática hasta que despierta a la vida a través del amor, llegando al mundo terrenal, al de los sentimientos encontrados.

Frases de Miguel de Unamuno

Frases de Niebla Miguel de Unamuno

01. El alma es un manantial que solo se revela en lágrimas.

Lágrimas


02. Aquí, en esta pobre vida, no nos cuidamos sino de servimos de Dios; pretendemos abrirlo, como a un paraguas, para que nos proteja de toda suerte de males.

Confianza en Dios


03. Los hombres no sucumbimos a las grandes penas ni a las grandes alegrías, y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, la niebla. La vida es una nebulosa.

Niebla


04. La calle forma un tejido en que se entrecruzan miradas de deseo, de envidia, de desdén, de compasión, de amor, de odio, viejas palabras cuyo espíritu quedó cristalizado, pensamientos, anhelos, toda una tela misteriosa que envuelve las almas de los que pasan.

Calle


05. No hay más arte mnemotécnica que llevar un libro de memorias en el bolsillo. Ya lo decía mi inolvidable don Leoncio: ¡No metáis en la cabeza lo que os quepa en el bolsillo!

Bolsillos


06. ¿Y qué es amor? ¿Quién definió el amor? Amor definido deja de serlo...

¿Qué es el amor?


07. Hasta que se llora de veras no se sabe si se tiene o no alma.

Dolor emocional


08. Cásate con la mujer que te quiera, aunque no lo quieras tú. Es rnejor casarse para que le conquisten a uno el amor que para conquistarlo. Busca una que te quiera.

Amor no correspondido


09. Hay quien se hunde en la lectura de novelas para distraerse de sí mismo, para olvidar sus penas...

Lectura


10. No, no es que me miró, es que me envolvió en su mirada; y no es que creí en Dios, sino que me creí un dios.

Dios existe


11. ¡No, yo no soy un vago! Mi imaginación no descansa. Los vagos son ellos, los que dicen que trabajan y no hacen sino aturdirse y ahogar el pensamiento.

Imaginación


12. Yo no vivía, y ahora vivo; pero ahora que vivo es cuando siento lo que es morir.

Vivir el momento presente


13. Vienen los días y van los días y el amor queda.

Gran amor


14. Dios, cuando no sabe qué hacer de nosotros, nos mata.

Matar


15. Me gusta esta costumbre de la rúbrica por lo inútil.

Inútil


16. Lo más liberador del arte es que le hace a uno olvidar que exista.

Verdadero artista


17. Es el encanto de la conversación, de hablar por hablar, del hablar roto a interrumpido.

Conversación


18. A mí me sobra el cuerpo, Orfeo, me sobra el cuerpo porque me falta alma.

Alma en pena


19. Mira, eso del amor es una cosa de libros, algo que se ha inventado no más que para hablar y escribir de ello. Tonterías de poetas.

Tontería


20. Lo positivo es el matrimonio. El Código civil no habla del amor y sí del matrimonio. Todo eso del amor no es más que música...

Matrimonio


21. Matar por matar es un desatino. A lo sumo para librarse del odio, que no hace sino corromper el alma. Porque más de un rencoroso se curó del rencor y sintió piedad, y hasta amor a su víctima, una vez que satisfizo su odio en ella. El acto malo libera del mal sentimiento. Y es porque la ley hace el pecado.

Corromper


22. Se le desencadenó en el alma la tempestad que parecía calma. Le invadió un sentimiento en que se daban confundidos tristeza, amarga tristeza, celos, rabia, miedo, odio, amor, compasión, desprecio, y sobre todo vergüenza, una enorme vergüenza, y la terrible conciencia del ridículo en que quedaba.

Tempestad


23. Uno mismo es quien menos sabe de su existencia...No se existe sino para los demás...

Existencia


24. Quien conozca una, una sola bien, las conoce todas, conoce a la Mujer. Además, ya sabe usted que todo lo que se gana en extensión se pierde en intensidad.

Extensión


25. Las mujeres saben siempre cuándo se las mira, aun sin verlas, y cuándo se las ve sin mirarlas.

Mirar


26. El mundo es un caleidoscopio. La lógica la pone el hombre. El supremo arte es el del azar.

Lógica


27. La esencia del mundo es musical.

Esencia


28. Toda ley es una ley de ritmo, y el ritmo es el amor. He aquí que la divina mañana, virginidad del día, me trae un descubrimiento: el amor es el ritmo. La ciencia del ritmo son las matemáticas; la expresión sensible del amor es la música. La expresión, no su realización; entendámonos.

Ritmo


29. Ya tengo un objetivo, una finalidad en esta vida..., y es conquistar a esta muchacha o que ella me conquiste. Y es lo mismo. En amor lo mismo da vencer que ser vencido.

Vencer

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Niebla" de Miguel de Unamuno.

Síguenos