Frases de Neuromante

Neuromante

20 frases de Neuromante (Neuromancer) de William Gibson, libro de 1984.... Un futuro invadido por microprocesadores, en el que la información es la materia prima y personas como Henry Dorrett Case se ganan la vida hurtando información, traspasando defensas electrónicas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de William Gibson son: computadoras, distropía, futuro apocalíptico, información, inmortalidad, inteligencia artificial, realidad virtual, software, sueños.

Frases de William Gibson

Frases de Neuromante William Gibson

01. Para invocar a un demonio necesitas saber qué nombre tiene.

Demonio


02. Los dientes le vibraron como diapasones dentro de sus cavidades, cada uno de ellos produciendo un tono perfecto, claro como el etanol.

Dientes


03. El cielo sobre el puerto tenía el color de una pantalla de televisor sintonizado en un canal muerto.

Televisor


04. Un atisbo de brutalidad destacaba la delicadeza de la mandíbula y la vitalidad de la sonrisa.

Delicadeza


05. Wintermute era el cerebro de la colmena, el que tomaba las decisiones, el que hacía cambios en el mundo exterior. El Neuromante era la personalidad. El Neuromante era la inmortalidad.

Cerebro


06. Los sueños se hicieron cada vez peores, y yo me decía que por lo menos algunos no eran más que sueños.

Sueños


07. La marea había dejado en la playa dibujos más delicados que los de cualquier jardinero de Tokio.

Playa


08. Escuche -dijo Case-, es una IA, ¿Sabe? Inteligencia artificial. La música que ustedes oyeron probablemente se metió en los bancos de aquí y cocinó lo que pensaba que les gustaría...

Inteligencia artificial


09. En los bares que frecuentaba como vaquero estrella, la actitud distinguida implicaba un cierto y desafectado desdén por el cuerpo. El cuerpo era carne. Case cayó en la prisión de su propia carne.

Carne


10. La lluvia lo despertó, una llovizna lenta; tenía los pies enredados en espirales de fibra óptica desechada. El mar de sonido de la vídeo galería caía sobre él, retrocedía, regresaba.

Lluvia


11. Nada se quema. Ahora lo recuerdo. Los núcleos me dijeron que nuestras inteligencias han enloquecido. Con todos los millones que pagamos, hace tanto tiempo. Cuando la inteligencia artificial era sobre todo un concepto de vanguardia.

Inteligencia artificial


12. Poder, en el mundo de Case, significaba poder empresarial. Los zaibatsu, las multinacionales que determinaban el rumbo de la historia humana, habían superado las viejas barreras. Vistas como organismos, habían conseguido una especie de inmortalidad.

Empresas multinacionales


13. Supongo que no tengo prisa. Supongo que es tu espectáculo. Pero toda esta mierda, ¿Sabes? , se está haciendo un poco...Vieja. -Levantó el arma con ambas manos, apuntando al centro del escritorio, y apretó el gatillo.

Gatillo


14. Ladrón, trabajaba para otros: ladrones más adinerados, patrones que proveían el exótico software requerido para atravesar los muros brillantes de los sistemas empresariales, abriendo ventanas hacia los ricos campos de la información.

Software


15. (...) Entonces uno podía flotar y deslizarse a alta velocidad, totalmente comprometido pero también totalmente separado, y alrededor de uno, la danza de los negocios, la información interactuando, los datos hechos carne en el laberinto del mercado negro...

Laberinto


16. Los ojos se le habían transformado en huevos de cristal inestable que vibraban con una frecuencia de algo que llamaban lluvia y un ruido de trenes, haciendo brotar de golpe y entre zumbidos un bosque de espinas de cristal, finas como cabellos.

Cabello


17. El ciberespacio. Una alucinación consensual experimentada diariamente por billones de legítimos operadores, en todas las naciones, por niños a quienes se enseña altos conceptos matemáticos...Una representación gráfica de la información abstraída de los bancos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad inimaginable.

Matemáticos


18. En los bunkers, todo aquel...Gran escándalo. Despilfarraron una buena porción de carne joven y patriótica para probar alguna nueva tecnología, conocían las defensas de los rusos, como se supo después, conocían los empos, armas de pulso magnético. Enviaron a esos chicos sin importarles nada, sólo para ver.

Rusos

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Neuromante" de William Gibson.

Libros parecidos

Síguenos