Frases de Narraciones extraordinarias

Narraciones extraordinarias

34 frases de Narraciones extraordinarias (Histoires extraordinaires) de Edgar allan Poe, libro de 1856.... Selección que recoge sus mejores relatos y poemas, donde se permite apreciar la versatilidad expresiva de quien inauguró el cuento policial clásico y fue incansable militante en el reclamo de las Musas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Edgar allan Poe son: hechos sobrenaturales, melancolía, misterio, muerte, policías, realidad y fantasía, suspenso, terror.

Frases de Edgar allan Poe Libros de Edgar allan Poe

Frases de Narraciones extraordinarias Edgar allan Poe

01. Observar atentamente es recordar distintamente.

Observar


02. Un aspecto de austera, profunda e irremediable melancolía se cernía y lo invadía todo.

Aspecto


03. Todo movimiento, cualquiera que sea su causa, es creador.

Creador


04. Me pareció bien educado, con una inteligencia nada común, pero infectado de misantropía y sujeto a perversos hábitos de variable melancolía y entusiasmo.

Educado


05. Los que sueñan de día son conscientes de muchas cosas que escapan a los que sueñan sólo de noche.

Consciente


06. Todas la obras de arte deben empezar... Por el final.

Empezar


07. No tengo fe en la perfección humana. El hombre es ahora más activo, no más feliz, ni más inteligente, de lo que lo fuera hace 6000 años.

Perfección


08. Ha pasado mucho tiempo desde que pisé por vez primera la cubierta de este terrible barco, y los rayos de mi destino están, creo yo, reuniéndose en un foco.

Barco


09. Una injuria queda sin reparar cuando su justo castigo perjudica al vengador.

Injurias


10. Puede decirse que es un defecto ser demasiado profundo. La verdad no siempre está dentro de un pozo.

Profundo


11. Todo lo que vemos o parecemos es solamente un sueño dentro de un sueño.

Sueño


12. El mejor jugador de ajedrez del mundo no puede llegar a otra cosa que ser simplemente el mejor jugador de ajedrez.

Jugador de ajedrez


13. La enfermedad ha agudizado mis sentidos, pero no los ha destruido ni embotado.

Sentidos


14. Después evoco una sensación como de cosa llana y húmeda; y luego todo es ya locura, la locura de una memoria que se ocupa entre las cosas prohibidas.

Cinco sentidos


15. Sueño, esos pedacitos de muerte. ¡Como los odio!

Sueño


16. Es cierto; soy nervioso, terriblemente nervioso. Lo he sido y continúo siéndolo; pero ¿Por qué decir que estoy loco?

Ataque de nervios


17. Soy tan tonto que no tuve valor para hacerlo...

Tonto


18. (...) Tenía muy agudizado el sentido del oído. Oigo todas las cosas del cielo y de la tierra, y a veces, muchas cosas del infierno.

Oír


19. Y cosecharon los frutos maduros de su perdición.

Frutos


20. Es evidente que nos apresuramos hacia algún apasionante descubrimiento, algún secreto que jamás será compartido y cuya posesión puede conseguirse a costa de la vida.

Descubrimiento


21. El vino brillaba en sus ojos y tintineaban los cascabeles.

Buen vino


22. Me creéis loco. Pero los locos no saben nada de nada; y yo, sin embargo...Deberíais haberme visto. Os habríais dado cuenta con cuánta discreción procedí...

Discreción


23. Tan inclinado es el mundo a despreciar todo lo que se le presenta revestido de un aire de sencillez.

Despreciar


24. La muerte de una mujer hermosa es pues incuestionablemente el tema más poético del mundo, e igualmente está fuera de duda que los labios más adecuados para ese tema son los del amante en duelo.

Poético


25. Lo que vi entonces me llenó de confusión y asombro...

Asombro


26. Un sentimiento para el cual no he encontrado palabras, se había apoderado de mi mente.

Sentimiento


27. ¡Eran más negros que las alas del cuervo de medianoche!

Cuervo


28. En mis frecuentes y vanos esfuerzos para recordar, en medio de mi intensa lucha por recoger algún vestigio de ese estado de vacío aparente en que mi espíritu había caído, hubo instantes en los que he soñado que triunfaba.

Delirio


29. Estamos condenados a vacilar continuamente entre la vida y la muerte, sin que parezca llegar nunca el momento final de hundirnos en el abismo.

Abismo


30. Todo esto lo vi confusamente y con gran esfuerzo, pues mi situación personal había sufrido un gran cambio durante el sueño.

Personal


31. Digo "con horror" pues me consumía una sed intolerable. La sed parecía ser lo que pretendían estimular mis perseguidores, pues el alimento que había en el plato era carne fuertemente sazonada.

Intolerable


32. Me asustan los acontecimientos futuros, no por ellos mismos, sino por sus resultados. Tiemblo al pensar en los efectos que cualquier incidente, aun el más trivial, pueda causar en esta intolerable agitación de mi alma.

Intolerable

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Narraciones extraordinarias" de Edgar allan Poe.

Síguenos