Frases de Mi vida como hombre

5 frases de Mi vida como hombre (My life as a man) de Philip Roth, libro de 1974... Novela separada en dos partes, la primera consiste de dos cuentos protagonizados por Nathan Zuckerman y la segunda es una memoria narrada en primera persona por Peter Tarnopol

También puedes leer todas las frases de Philip Roth que tenemos.

Frases del libro

Mi vida como hombre

01.No cometerás la estupidez de comprar un cuchillo de caza Hoffritz para matar a tu mujer o a su abogado.

Frases de cuchillo


02.(...) Escúchame por favor... He vivido una vida. Deja de hacer todo solo, por favor. No has escuchado a nadie desde que tuviste cuatro años y te fuiste al jardín de infantes a conquistar el mundo. Tenías cuatro años y medio y creías ser el presidente de la General Motors (... ).

Frases de presidente


03.El éxito del artista depende sobre todo de su capacidad para ser objetivo, para despojarse de su narcisismo. Y aquí es donde viene lo más interesante. ¡El duro trabajo consciente que convierte todo eso en arte! Freud, (...), Analizó sus propios sueños no porque fuera "narcisista", sino porque estudiaba los sueños. ¿Y cuáles, si no los propios, pueden ser al mismo tiempo los más y los menos accesibles?

Frases de narcisismo


04.Antes salía a curiosear tranquilamente, durante media hora, por las librerías de viejo del barrio. Poseer mi propia "biblioteca" era mi única ambición material. En realidad, tratar de decidir qué dos libros entre los miles que había compraría esa semana llegaba a producir en mí tal entusiasmo que, una vez consumada la compra, a menudo tenía que visitar el cuarto de baño de la librería. Dudo que ningún microbio o laxante haya actuado sobre mi organismo con tanta intensidad como el hecho de descubrir de pronto que era el dueño de un ejemplar ligeramente estropeado de Seven Types of Ambiguity de Empson en su edición original inglesa.

Frases de cuarto de baño


05.La sabiduría cambiante de las sucesivas generaciones desecha ideas, cuestiona hechos, destruye teorías. El artista, en cambio, apela a esa parte de nuestro ser que no depende de la sabiduría, a aquello que es un don en nosotros y no una adquisición y, por lo tanto, mucho más perdurable. Habla a nuestra capacidad de deleitarnos y maravillarnos, al sentido de misterio que envuelve nuestras vidas, a nuestro sentido de la compasión, y de la belleza, y del dolor, al sentido latente de fraternidad ante la creación, a la sutil pero invencible convicción de que existen lazos de solidaridad que unen a innumerables corazones solitarios, la solidaridad en los ensueños, en el júbilo, en el pesar, en las aspiraciones, en las ilusiones, en la esperanza, en el temor que une a toda la humanidad, a los muertos con los vivos, y a los vivos con los que aún no han nacido...

Frases de verdadero artista

Frases de obras similares