Frases de Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea


Los ojos de la señora Farmer no son de ningún color. Son más pálidos que el gris. Parecen televisores mal sintonizados en los que todo se ve borroso. 4

Frases de gris


Tu sonrisa hace que mi alma toque el cielo. Tu fuerza me da valor para volar. Subo como una cometa, atado y libre. Tu amor hace brotar lo mejor de mí. 23

Frases de tu sonrisa


Cuando yo era pequeña, tenía cinco ositos. Edward, Roland, Bertha, John y Burt. Me encantaban todos. Sobre todo Burt, que no tenía ojos. Pero un día lo perdí. Me lo dejé en un autobús en Escocia una vez que fuimos a visitar a la abuela y nunca más lo volví a ver. Me tiré horas llorando. Pero fue un alivio llegar a Londres y tener allí mis otros osos. Desde entonces los quise más que nunca, porque faltaba uno. 16

Frases de oso


Por los agujeros de la sábana se veían sus ojos brillantes brillantes y relucían más que las estrellas del cielo. 8

Frases de sábana


La abuela dice "La gente siempre quiere lo que no puede tener" y yo creo que es verdad. 14

Frases de abuela


Nos sentamos al pie del castaño a comernos nuestras cosas. Todo estaba oscuro menos el cielo, en el que brillaban un millón de estrellas. Parecían velas minúsculas y por una décima de segundo me pregunté si no las habrían encendido todas para Sunya y para mí y para nuestro picnic especial de Halloween. Me dolía todo el cuerpo de lo mucho que me había reído y probablemente había sido el mejor día de mi vida. 8

Frases de verdadera felicidad


Miré a Sunya y los ojos le brillaban como charcos al sol. Los tenía de un marrón oscuro casi negro, y llevaba en la cabeza un velo blanco que se la cubría toda entera menos un pelo. Ese pelo flotaba muy cerca de su mejilla y era negro y liso y brillante como un hilo de regaliz. Ella era zurda y llevaba en la muñeca seis pulseras que hacían ruido al escribir. "Invéntatelo" dijo otra vez y luego me sonrió. 4

Frases de muñecas


Mi tiro había entrado. Me quedé mirando el gol sin pestañear y sin moverme por si no era más que un sueño del que estaba a punto de despertarme. El sonido de caracola desapareció y pude oír los gritos y los aplausos y las ovaciones, y lo mejor es que eran todos para mí. No sé por qué me acordé del libro que había sacado de la biblioteca por error y me sentí especial y único, sin llegar a tanto como un milagro, pero tampoco demasiado lejos. 9

Frases de especial


La ventana da al jardín de atrás, que tiene un manzano que cruje y un estanque, y además está ese alféizar ancho de verdad en el que Jas colocó un cojín. La noche que llegamos nos pasamos horas ahí sentados, mirando las estrellas. En Londres no las había visto nunca. Entre los edificios y los coches había tanta luz que no se veía nada en el cielo. Aquí sí que se ven bien las estrellas, y Jas me estuvo hablando de las constelaciones. 1

Frases de londres


Y cuando llegó la hora de irse a la cama y el cielo estaba lleno de estrellas como cientos de ojos de gatos en un camino oscuro, papá me dio el segundo abrazo de mi vida. Fue fuerte y apretado y tranquilizador como el primero. Y cuando me tumbé en mi cama debajo de mi edredón, echando de menos a Roger, deseando que estuviera en el alféizar en lugar de bajo tierra, papá entró en mi cuarto con una taza de chocolate caliente. Me la puso en las manos y el humo me acarició la cara. Esta vez el polvo de cacao sí que estaba bien revuelto. 21

Frases de chocolate


Nos sentamos en el alféizar y contemplamos las estrellas. Allí estaban los gemelos y también el león. El color plateado del cielo resplandecía todo en la nieve, convirtiendo la hierba en diamantes. "Mi horóscopo decía que hoy iba a ser un día horrible" dijo Jas. "Pero tampoco me imaginaba que fuera a ser para tanto". Su aliento hacía círculos de vaho en el cristal. En las gotitas condensadas escribió una gran J y luego su nombre, y con la misma J escribió mi nombre. Todas las letras goteaban a la vez y quedaba bastante chulo. Me dijo "Estás bien" y le dije "Sí". 16

Frases de astrología


Me alejé por la calle abajo, arrancándome las vendas de la cara y quitándome el papel higiénico del cuerpo. Una mitad de mí no quería volver a ver a Sunya, pero la mitad más grande quería que corriera detrás de mí y me preguntara "Qué te pasa". Llegué a una esquina. Si daba cinco pasos más, habría desaparecido de su vista. Frené de inmediato y traté de no mirar atrás, pero mi cuello no obedecía a mi cerebro. Antes de que pudiera evitarlo, mi cabeza se había vuelto en redondo y allí estaba Sunya, corriendo detrás de mí. Dijo "Es que tienes miedo, Spiderman. Los superhéroes no huyen de esa manera". 8

Frases de papel higiénico

Obras relacionadas

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea

Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea (2011), Annabel Pitcher
  • Libro, 2011
  • Original: My sister lives on the mantelpiece
  • Frases de Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea: Jamie, un niño de 10 años, nos cuenta la historia de una tragedia que destroza a una familia después de un ataque terrorista; y cómo cada uno se las arregla para recomponer su vida.
  • Libro esencial

Autor

Annabel Pitcher (1982): Escritora, novelista y profesora inglesa, autora de "Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea" (2011) y "Nubes de kétchup" (2012).


Palabras clave

Tolerancia Prejuicios Drama Ser diferente Alcoholismo Padres divorciados Atentado Racismo Secuelas infancia infeliz Terrorismo Intolerancia Duelo psicológico

Síguenos en