Frases de Me voy

Me voy

14 frases de Me voy (Je m'en vais) de Jean Echenoz, libro de 1999.... Historia de un artista frustrado, reconvertido en galerista, inteligente y algo atormentado que emprende un viaje al polo Norte en busca de una vasija para convertirse en el rey de esa cacharrería "étnica" que se ha enseñoreado del mercado del arte.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Jean Echenoz son: coleccionista de arte, crisis de la mediana edad, divorcio, misterio, mundo del espectáculo, objetos artísticos, parodia, viaje.

Frases de Jean Echenoz

Frases de Me voy Jean Echenoz

01. El dinero es lo bastante poderoso como para disipar los anacronismos.

Dinero


02. La disponibilidad no lo es todo, no suscita obligadamente el deseo.

Deseo


03. Luego reemprendieron el camino. El verano boreal progresaba. La noche no caía nunca.

Verano


04. (...) Lo cual hubiera podido no estar mal, porque a veces está muy bien el silencio.

Silencio


05. En cuanto el arte y el dinero están en contacto, por fuerza se dan de patadas

Arte


06. El verano prosiguió lentamente su curso, como si con el calor el tiempo se tornara viscoso, su fluir parecía frenado por el frotamiento de sus moléculas elevadas a alta temperatura.

Moléculas


07. Con un perpetuo retraso de varios aspiradores, aquel taller venía a ser como una madriguera de soltero, un escondite de fugitivo acorralado, un piso abandonado mientras los herederos andan a la greña.

Taller


08. El resto del tiempo es domingo, un perpetuo domingo cuyo afelpado silencio marca una distancia entre los sonidos, las cosas, los instantes mismos: la blancura contrae el espacio y el frío hace más lento el tiempo.

Domingo


09. Cuando el encuentro resulta inevitable, recordar en último extremo que todos los osos blancos son zurdos: puestos en la tesitura de defenderse, mejor abordar al animal por su lado menos ágil. No deja de ser ilusorio, pero menos es nada.

Oso


10. De momento descansa, aunque nadie descansa nunca de verdad, a veces lo decimos, nos imaginamos que descansamos o que vamos a descansar, pero apenas abrigamos una pequeña esperanza de hacerlo, en el fondo sabemos que no será así, son cosas que decimos cuando estamos cansados.

Descansar


11. Pero las frases, una vez emitidas, sonaban demasiado breves antes de solidificarse: como permanecían un instante heladas en medio del aire, bastaba alargar luego una mano para que cayeran en ella, revueltas, palabras que se fundían suavemente entre los dedos de uno hasta que se apagaban entre cuchicheos.

Palabras


12. Este espectáculo atonta al hombre y lo paraliza, es capaz de contemplarlo indefinidamente sin cansarse, no hay motivo para parar -el fuego también le produce ese efecto, la lluvia a veces produce ese efecto, el inventariar a los transeúntes desde la terraza de un bar puede producirlo asimismo.

Efecto


13. No figuraba nombre alguno en la puerta, sólo una foto prendida con unas chinchetas y con los cantos doblados, que representaba el cuerpo sin vida de Manuel Montoliu, ex matador de toros reciclado a peón después de que un animal llamado Cubatisto le abriera el corazón como un libro el 1 de mayo de 1992: Ferrer dio dos ligeros golpes sobre aquella foto.

Toro


14. El que le costara encontrarlo obedece a que un aeropuerto no es nada propiamente dicho. Es un mero lugar de paso, un cedazo, una frágil fachada en medio de una planicie, un belvedere circundado de pistas por el que brincan conejos con el aliento cargado de queroseno, una plataforma giratoria infestada de corrientes de aire que acarrean gran variedad de corpúsculos de innumerables orígenes.

Aeropuerto

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Me voy" de Jean Echenoz.

Libros parecidos

Síguenos