Frases de Lucy Sullivan se casa

8 frases de Lucy Sullivan se casa (Lucy sullivan is getting married) de Marian Keyes, obra de 1996.

También puedes leer todas las frases de Marian Keyes que tenemos.

Frases del obra

Lucy Sullivan se casa

01.Lo encontraba irónico: quieres morirte porque no soportas la idea de seguir viviendo, pero se supone que tienes que actuar enérgicamente y cambiar los muebles de sitio, subirte a las sillas, colgar cuerdas y hacer complicados nudos y atar unas cosas a otras y dar patadas al taburete al que te has subido, prepararte baños calientes, conseguir hojas de afeitar, alargues, aparatos eléctricos y herbicidas. El suicidio era un asunto complicado y difícil, que a menudo implicaba visitas a la ferretería. Y si has conseguido levantarte de la cama y bajar a la calle, y has ido al centro de jardinería o a la farmacia, lo peor ya ha pasado, y lo mejor que puedes hacer es irte al trabajo.

Frases de irónico


02.No, yo no quería suicidarme. Pero había una gran diferencia entre no querer suicidarse y querer levantarse de la cama. Quizá había ganado la batalla, pero allí seguía, y no podía decir que hubiera ganado la guerra.

Frases de batalla


03.(...) Tuve que reconocer que lo hacía muy bien. Sonaba intenso y apasionado. Estaba genial. Tenía las pupilas dilatadas, de modo que aparentaba tener los ojos negros; y tenía el cabello despeinado y muy sexy, a diferencia de cómo solía llevarlo. Lo mejor era la expresión de su rostro: parecía un hombre enamorado, o, como mínimo, lleno de lujuria.

Frases de pupilas


04.Los conejos no son muy buenos conversadores... Sólo saben hablar de zanahorias y de sexo.

Frases de conejos


05.Prefiero no comer nada antes que comerme una zanahoria... Yo sabía cómo se sentía. Yo habría preferido comerme un trozo de repisa de chimenea que una zanahoria.

Frases de zanahoria


06.En este mundo impredecible y hostil, pocas veces me decían lo que yo quería oír, y cuando sucedía me encantaba.

Frases de hostil


07.(...) Sobre todo teniendo en cuenta que al principio todo parecía muy prometedor. Lo encontraba guapísimo; el cabello rubio y rizado, los pantalones de piel negros y la moto elevaban su atractivo, más bien normal, a la categoría de Adonis. Lo encontraba temerario, peligroso y despreocupado.

Frases de atractivo


08.Y junto con la rabia, una emoción poco habitual en mí, afloró otra nueva emoción: el instinto de supervivencia.

Frases de supervivencia

Frases de obras similares

Síguenos