Frases de Los que van a morir te saludan

13 frases de Los que van a morir te saludan (Ceux qui vont mourir te saluent) de Fred Vargas, libro de 1994... Tres estudiantes franceses viven en Roma. Henri Valhubert, padre de uno de ellos es asesinado y al mismo tiempo desaparecen dibujos de Miguel Ángel. ¿Existe alguna relación?

También puedes leer todas las frases de Fred Vargas que tenemos.

Los que van a morir te saludan

01.No lo entiendo... Es verdaderamente desagradable.

Frases de desagradable


02.En su ausencia -dijo sin volverse- yo sabré regir el imperio.

Frases de imperio


03.Proteger a los asesinos no es un método, (... ). Es un comportamiento.

Frases de asesino


04.La vida de los conspiradores conoce de vez en cuando los reveses.

Frases de conspiración


05.Las pintas buenas o malas no quieren decir nada en el fondo.

Frases de apariencia


06.Los hombres pueden enloquecer por ella. - ¿Y después? -Después pueden matar.

Frases de matar


07.Ahí lo tiene (...) Infinitos enredos sentimentales sobre los que se tejen y zozobran los destinos de los príncipes...

Frases de príncipe


08.La abominación (...) es una idea confusa. Se puede ser abominable matando una mosca y magnífico matando a un hombre.

Frases de subjetividad


09.Si no enseñas tus brazos, nadie puede estar seguro de qué tienes, y ésa es la mejor manera de guardar las distancias.

Frases de distancia


10.Cuando están enamoradas, tienes miedo, cuando no lo están te ofendes y cuando lo están modestamente, te aburres. ¿Qué buscas exactamente?

Frases de saber lo que quieres


11.Pero no hay que confundir la emoción con la fragilidad ni la fragilidad con la inocencia. (...) También puede ocurrir que los lobos tiemblen.

Frases de fragilidad


12.¿Qué demonios haces con esa lima de uñas? Aprovecho nuestra espera para perfeccionar mi apariencia. Si estás interesado -añadió tras un silencio-, poseo una segunda lima.

Frases de uñas


13.No lo tomes mal, compañero. Sabes perfectamente que con tres copas sufres un enternecimiento generalizado que te conduce, con una indulgencia carente de discernimiento, a un mundo mejor, en el que de pronto todas las mujeres se te antojan deseables y todos los hombres, encantadores.

Frases de discernimiento

Frases de obras similares