Frases de Los perros y los lobos


En el fondo, seguía siendo, y siempre sería, una niña tímida que sólo se sentía a gusto en una soledad montaraz.

Frases de soledad


Ahora se reñía y se burlaba de sí misma ferozmente. Estaba loca. Era una mujer de veinte años y había actuado como una niña de doce. "Pero no soy una mujer -se dijo-. Hay personas que carecen de edad, y yo soy de ésas. A los doce años era una vieja, pero cuando tenga el pelo cano, en mi fuero interno seré exactamente la misma que hoy. ¿Por qué avergonzarse?".

Frases de pelo


(...) Se sentaba discretamente en una silla arrimada a la pared. El anciano leía o escribía. La corriente de aire helado que entraba por debajo de la puerta hacía revolotear la punta de su larga barba. Aquellas veladas invernales, de una paz melancólica, eran los momentos más dichosos de la niña. Y ahora la llegada de la tía Rhaissa y sus primos iba a arrebatárselos.

Frases de barba


Trató de adivinar qué ventana correspondía a la habitación del niño, Harry. Eligió una de la derecha, que brillaba como una estrella. -Harry...Harry...Harry...-murmuró, apoyando la mejilla caliente contra el hierro de la verja. Sintió el mismo placer, suave y casi doloroso, que al contemplar el cielo y la hermosa casa. En sus labios, aquel extraño nombre, aquel nombre nuevo, de noble y singular sonido, se formaba como un beso.

Frases de adivinar


Hay que tener un corazón más desprendido. Ante la vida, tienes que ser como un acreedor generoso, no como un ávido usurero.

Frases de generoso

Obras relacionadas

Los perros y los lobos

Los perros y los lobos (1940), Irene Némirovsky
  • Libro, 1940
  • Original: Les chiens et les loups
  • Frases de Los perros y los lobos: Historia construida con retazos de la infancia y del exilio, la crisis de identidad, las historias de amor, todo sujeto a los azarosos caprichos del destino.
  • Libro esencial

Autor

Irene Némirovsky (1903-1942): Escritora y novelista ucraniana, autora de "El baile" (1930), "El vino de la soledad" (1935), "Jezabel" (1936), "Los perros y los lobos" (1940), "Suite francesa" (2004).


Palabras clave

Exilio Amor imposible Amor entre clases sociales Crisis de identidad Inocencia perdida Nostalgia

Síguenos en