Frases de Los peces no cierran los ojos


El amor sería una parada breve entre los aislamientos. Hoy pienso en un tiempo final en común con una mujer, con la que coincidir como lo hacen las rimas, al término de la palabra. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de vida de pareja


En los relatos de mamá, de la abuela, de la tía, estaban los grandes almacenes de historias. Sus voces han formado mi sintaxis, mis frases escritas no son más largas que el aliento que se precisa para pronunciarlas. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de mamá


¿Te gusta el amor? Es peligroso. Provoca heridas y después, a causa de la justicia, más heridas. No es una serenata en el balcón, se parece a una marejada de ábrego, revuelve el mar por encima y por debajo lo remueve. No sé si me gusta. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de ¿qué es el amor?


Me atraía un lugar donde volver a empezar sin conocer a nadie. Podría quitarme el uniforme de invisible, lo sería sin esfuerzo de imaginación. Podía ser un buen sitio para mí un país llamado allá. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de volver a empezar


Conocí entonces el peso y la amplitud del pronombre nosotros. Era un experto, no excluía a los demás, consternaba a los poderes. Llevó a las cárceles las revueltas y los libros, que no existían allí. Son la más potente contradicción de los barrotes, los libros. Al prisionero tumbado en un catre le abrían de par en par el techo. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de amor por los libros


Me gustaba estar resguardado del ocaso, no ver el fin certificado del día, con el sol embutido dentro del mar. Entonces prefería el alba. Hoy busco el ocaso en cada isla a la que llego. Voy al Oeste a la hora en que se vacía dentro del agua. Hoy rebaño hasta la última luz del plato del horizonte. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de ocaso


Seguía leyendo algunos tebeos, pero más los libros que me llenaban el cráneo y me ensanchaban la frente. Leerlos se parecía a adentrarse en el mar con la barca, la nariz era la proa, las líneas, olas. Iba despacio, a golpes de remo, ciertas palabras que no entendía las dejaba correr, sin rebuscar en el diccionario. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de leer


En septiembre, la primera lluvia sobre la isla se recibía con recipientes al aire libre. Era alegre el ruido de las gotas dentro de las palanganas, los cubos, las ollas y las sartenes. El agua de lluvia después de tanto seco era una tarantela desatada entre los patios. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de aguacero


Te lo voy a decir una vez y ya es demasiado: enjuágate las manos en mar antes de poner el cebo en el anzuelo. El pez nota el olor, rehuye el bocado que viene de tierra. Haz exactamente lo que veas hacer, sin esperar a que nadie te lo diga. En el mar no es como en el colegio, no hay profesores que valgan. Está el mar y estás tú. Y el mar no enseña nada, el mar hace, y a su manera. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de pescadores


La infancia acaba oficialmente cuando se añade el primer cero a los años. Acaba, pero no ocurre nada, uno se queda dentro del mismo cuerpo de crío atascado de los demás veranos, revuelto por dentro e inmóvil por fuera. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de niñez


Nos encaminamos a la playa de los pescadores, despejada por la noche. Las barcas en seco alineadas ofrecían un apoyo para la espalda y entre ellas toda la quietud que hacía falta. Nos sentamos en la arena muy cerca, hombro con hombro, no nos entraban ganas de hablar. Algunas voces salían de las habitaciones de los pescadores. Del mar no, que hacía cosquillas a la orilla. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de pescadores


En el instituto de enseñanza media no había sección femenina, era de sexo único. Al terminar las clases, los chicos corrían a la salida del instituto femenino. A ratos perdidos los seguía, me pillaba de camino para volver a casa. Allí delante, el sonido de las voces alcanzaba la histeria. Llamadas, chillidos, carcajadas, empujones, una multitud de hombrecillos se enfilaba en la contraria y obtenía los primeros contactos de restregaduras con los cuerpos del misterioso sexo opuesto. Eran dos barajas de cartas nuevas, intersecadas, densas y fragorosas. Masculino y femenino exasperaban sus diferencias para gustarse. 1, frases Los peces no cierran los ojos

Frases de sexualidad

Obras relacionadas

Los peces no cierran los ojos

Los peces no cierran los ojos (2011), Erri De Luca
  • Libro, 2011
  • Original: I pesci non chiudono gli occhi
  • Frases de Los peces no cierran los ojos: Un hombre recuerda el verano de sus diez años en un pueblo costero cerca de Nápoles, los años en que se anhela un futuro desde el que sólo se puede mirar atrás.
  • Libro esencial

Autor

Erri De Luca (1950): Escritor, novelista, traductor, poeta y guionista italiano, autor de "Aquí no, ahora no" (1989), "Tú, mío" (1998), "El contrario de uno" (2003), "En el nombre de la madre" (2006), "El día antes de la felicidad" (2009) y "La palabra contraria" (2015).


Palabras clave

Autobiografía Amor por la naturaleza Recuerdos Infancia Amor inquebrantable Búsqueda de justicia Navegar Pescador Ambientada en Nápoles (Italia)

Síguenos en