Frases de Los libros en mi vida

Los libros en mi vida

13 frases de Los libros en mi vida (The books in my life) de Henry Miller, libro de 1952.... Recopilación de libros y autores favoritos del escritor, lista que sirve para rastrear sus influencias y aquellas figuras por las que llegó a sentir auténtica admiración.

Frases de Henry Miller

Frases de Los libros en mi vida Henry Miller

01. El libro que yace inane en un anaquel es munición desperdiciada.

Biblioteca


02. Los libros son una de las pocas cosas que los hombres atesoran profundamente.

Tesoro


03. Y cuanto mejor sea el hombre, con mayor facilidad será capaz de desprenderse de los bienes que más atesora...

Bienes


04. En torno a cada hombre genial hay una constelación de genios similares.

Genial


05. El libro enriquece al que se apodera de él con toda el alma, pero enriquece tres veces más al que lo analiza.

Analizar


06. Si pudiera darte un pensamiento que te conviene llevar contigo todos los días al baño sería el siguiente: "Medita en tus momentos libres".

Meditación


07. ¡Pero no todos tenemos la fortuna de usted! Tenemos empleos, vamos al trabajo y regresamos de él en tranvías, autobuses y metros atestados; a duras penas tenemos un minuto que podamos llamar nuestro.

Empleo


08. No importa cuál haya sido el material que afectó vitalmente la forma de nuestra cultura, cada hombre debe decidir por sí mismo los elementos de la misma que habrán de penetrar en él para modelar su propio destino personal.

Saber lo que quieres


09. Nuestra teoría de la educación se basa íntegramente en la absurda noción de que debemos aprender a nadar en tierra antes de lanzarnos al agua. Esto se aplica tanto a la adquisición de las artes como a la búsqueda del conocimiento.

Búsqueda de conocimiento


10. La universalidad del pensamiento es suprema y está por encima de las cosas. Nada escapa a la comprensión o al entendimiento. Lo que falla en nosotros es el deseo de saber, el deseo de leer o interpretar, el deseo de dar significado a todo pensamiento que expresamos.

Coeficiente intelectual


11. Sí, mis queridas madres, sabemos que por mucho que hagáis siempre hay más que hacer. Es verdad que vuestra tarea nunca se acaba. ¿De quién será, me pregunto? ¿Quién descansa el séptimo día, no siendo Dios? ¿Quién contempla su obra, cuando está terminada, y la halla buena? Al parecer el único que lo hace es el Creador.

Madre


12. Hay un antiguo dicho que dice: "Mantén abierto tu intestino y confía en el Señor" Esto encierra su sabiduría. Hablando en términos amplios, significa que manteniendo nuestro organismo libre de venenos estaremos en condiciones de tener la mente libre y despejada, abierta y receptiva; dejaremos de preocuparnos por cuestiones que no nos atañen -como la forma en que debe dirigirse el cosmos, por ejemplo- y haremos en paz y tranquilidad lo que debe hacerse.

Organismo


13. La gente podrá insistir en que devora los diarios o pega las orejas a la radio (a veces las dos al mismo tiempo) para mantenerse al corriente de las actividades del mundo, pero es pura ilusión. Lo cierto es que apenas estos tristes individuos no están activos, no están ocupados, adquieren noción de un siniestro y doloroso vacío dentro de sí mismos. Francamente no importa con qué papilla se harten, lo importante es no ponerse cara a cara frente a sí mismos. Meditar sobre el problema del día, o siquiera sobre los problemas personales, es lo último que el individuo normal quiere hacer.

Siniestro

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Los libros en mi vida" de Henry Miller.

Síguenos