Frases de Los hombres que no amaban a las mujeres


En el mundo empresarial la imagen resultaba fundamental.

Frases de hombres de negocios


No, no creo en Dios, pero respeto que tú lo hagas. Todos necesitamos creer en algo.

Frases de creer


Las acciones impulsivas ocasionaban problemas, y éstos podían acarrear desagradables consecuencias.

Frases de consecuencias


(...) Luego descubrí que el parentesco no es una garantía de amor.

Frases de garantía


Todas las personas ocultan secretos. Sólo es cuestión de averiguar cuáles son.

Frases de ocultar


¿No resulta fascinante que los nazis siempre consigan introducir la palabra "libertad" en su propaganda?

Frases de nazi


Los pensamientos se arremolinaban en su mente. "Análisis de consecuencias". Al final, se tranquilizó.

Frases de análisis


Unos pocos individuos terminan en los libros de historia...

Frases de histórico


Repentinamente comprendió que el amor era ese momento en el que el corazón quiere salirse del pecho.

Frases de momento


El sol le daba de frente y le resultaba imposible apreciar los detalles, pero no percibió ningún movimiento.

Frases de apreciar


La ventaja de tener más de ochenta años es que nadie te critica por cómo vas vestido.

Frases de anciano


El ojo humano percibe los movimientos mucho antes que las formas y las siluetas. Muévete despacio cuando estés reconociendo el terreno.

Frases de movimiento

Obras relacionadas

Los hombres que no amaban a las mujeres

Los hombres que no amaban a las mujeres (2005), Stieg Larsson
  • Libro, 2005
  • Original: Män som hatar kvinnor
  • Frases de Los hombres que no amaban a las mujeres: Harriet Vanger desapareció hace treinta y seis años en una isla sueca propiedad de su poderosa familia. Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander intentarán develar el misterio.
  • Libro esencial

Autor

Stieg Larsson (1954-2004): Escritor, novelista, periodista y corresponsal de guerra sueco, autor de la trilogía de novelas policíacas "Millennium", formada por "Los hombres que no amaban a las mujeres" (2005), "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" (2006) y "La reina en el palacio de las corrientes de aire" (2007)


Palabras clave

Asesino en serie Adaptada al cine Detective privado Corrupción Personas desaparecidas Condición de la mujer Falsas apariencias Secretos de familia Ficción de periodistas Hacker

Síguenos en