Frases de Los hijos de la lluvia

8 frases de Los hijos de la lluvia de Torcuato Luca De Tena, libro de 1986... Hans Weber tiene alojada una bala en la cabeza. Se somete a una operación fallida y pierde su capacidad de olvidar. A partir de ahí, el protagonista recuerda y relata sus sucesivas reencarnaciones

También puedes leer todas las frases de Torcuato Luca De Tena que tenemos.

Frases del libro

Los hijos de la lluvia

01.La luz de la verdad comenzó lentamente a abrirse paso en mi cerebro. Luché contra ella oponiendo argumentos, mas no razones: pues nunca encontré ninguna tan rotunda que pudiese negar lo que, para mí, ya era evidente.

Frases de evidente


02.Las cosas que sé las conozco porque fueron un día experiencias personales.

Frases de experiencia personal


03.¿Sería lícito pensar -me pregunté consternado- en una cadena de reencarnaciones sucesivas?

Frases de reencarnación


04.Porque nadie añora lo que nunca tuvo, ni puede sentirse defraudado por carecer de lo que no conoce.

Frases de nunca


05.(...) Mas tampoco he de vanagloriarme de mi rara y nunca vista virtud, única en el mundo y probablemente en la Historia, porque mis atributos no son natos; no nací con ellos, ni los adquirí por méritos propios, sino por accidente. Y un accidente extremadamente vulgar.

Frases de atributos


06.Mi tenacidad en no creer era una anti-fe.

Frases de tenaz


07.Si alguien piensa por lo que voy diciendo que soy un hombre gris, o que pretendo describirme como tal, yerra de plano. Muy por el contrario, confieso ser un hombre distinto y superior a todos; y pido disculpas anticipadas por la necesaria franqueza. Y aún añado más: tan diferenciado soy de mis contemporáneos y de mis predecesores, que no creo exista ni haya existido jamás otro igual.

Frases de franqueza


08.El disparo que recibí en el cerebro o la manipulación de los cirujanos para extraer el proyectil, rompieron -por expresarme de algún modo- la tapa que cubre el cofre en que se aloja el olvido, posibilitando de esta suerte a la memoria su desarrollo integral. Desde entonces soy, en cierto modo, un tarado, porque he perdido la facultad de olvidar que es condición esencial y utilísima al hombre.

Frases de olvidar

Frases de obras similares

Síguenos