Frases de Los cuatro libros

Los cuatro libros

60 frases de Los cuatro libros (Sishu) de Confucio, libro de ?.... Texto fundamental en el que se basa lo que ha dado en llamarse filosofía confuciana. El confucianismo representa la dimensión social del hombre, cuya moralidad viene definida por el deber, la posición y la función.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Confucio son: aprender de los fracasos, burocracia, búsqueda de la verdad, confucianismo, esencia del ser humano, esfuerzo, éxito, familia, filosofía oriental, liderazgo, meditación, moralidad.

Frases de Confucio Libros de Confucio

Frases de Los cuatro libros Confucio

01. Donde hay justicia no hay pobreza.

Indigencia


02. Donde hay satisfacción no hay revoluciones.

Satisfacción


03. Cuando el gobernante mismo obra rectamente, ejercerá influencia sobre el pueblo sin dar órdenes, y cuando el gobernante mismo no obra rectamente, todas sus órdenes serán inútiles.

Pueblo


04. Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.

Futuro


05. El noble no se desentiende de sus semejantes.

Noble


06. Si un gobernante rectifica su propia conducta, el gobierno es asunto fácil, y si no rectifica su propia conducta, ¿cómo puede rectificar a los demás?

Conducta


07. El silencio es el único amigo que jamás traiciona.

Único


08. Si el gobernante se impone por sus cualidades y mantiene el orden en armonía con las buenas costumbres, el pueblo sentirá vergüenza de actuar mal y avanzará por el camino de la virtud.

Armonía


09. Perdónaselo todo a quien nada se perdona a sí mismo.

Perdón


10. Hacer verdaderos los pensamientos significa no engañarse a sí mismo.

Autoengaño


11. No hay nada más patente que lo secreto, ni nada más tangible que lo recóndito; por eso, el noble debe ser cauteloso con respecto a lo que él sólo es para sí.

Secreto


12. Un pueblo sólo puede ser guiado por costumbres, no por saber.

Pueblo


13. Yo no imparto enseñanza al que no se esfuerza sinceramente en aprender.

Enseñanza


14. El noble en la práctica se deja guiar por los «li» (costumbres).

Noble


15. Todo le es perdonado a quien no se perdona nada a sí mismo.

Perdón


16. Enseñar a quien no está dispuesto a aprender es malgastar las palabras.

Enseñar


17. Quizás otros acierten de entrada; lo que es yo, no acierto sino después de diez tentativas. Quizás otros acierten después de diez tentativas; yo, después de mil.

Voluntad


18. Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.

Vicio


19. Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y tendida la mano.

Caliente


20. Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad.

Voluntad


21. No enseñar a un hombre que está dispuesto a aprender es desaprovechar a un hombre.

Enseñar


22. El noble promueve lo que tiene de hermoso el hombre, el vil lo que tiene de feo.

Hermoso


23. Mejor que el hombre que sabe lo que es justo es el hombre que ama lo justo.

Justo


24. Cuando las familias individuales han aprendido la bondad, entonces la nación entera ha aprendido la cortesía.

¿Qué es la familia?


25. Sólo quien no repara la falta que ha cometido (no se enmienda) incurre de veras en falta.

Falta


26. El saber consiste en admitir como saber lo que se sabe y como no saber lo que no se sabe.

Tener razón


27. El que acepta sufrir, sufrirá la mitad de la vida; el que no acepta sufrir, sufrirá durante su vida entera.

Vida


28. ¿Me preguntas por que compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

Arroz


29. Es hombre quien imponiéndose a su yo se somete a los «li» (costumbres), a la ley de las convenciones sociales.

Ley


30. Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hemano complaciente.

Indestructible


31. Quien tiene la íntima substancia, también tiene las palabras; quien tiene palabras, no siempre tiene también la íntima substancia.

Palabras


32. Cuando el corazón se agita, se ofrenda rutinariamente. Por eso, sólo el sabio es capaz de agotar el sentido de la ofrenda.

Ofrenda

Síguenos