Frases de Los cálices vacíos

Los cálices vacíos

17 frases de Los cálices vacíos de Delmira Agustini, libro de 1913.... Antología que la propia poeta preparó un año antes de su trágica muerte, a manos de su ex esposo convertido en furtivo amante, antes de cumplir los 28 años.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Delmira Agustini son: amante, deseo, espíritu, paso del tiempo, vida y muerte.

Frases de Delmira Agustini Libros de Delmira Agustini

Frases de Los cálices vacíos Delmira Agustini

01. Maravilloso nido del vértigo, tu boca!

Vértigo


02. Tu espíritu amanece maravillosamente; Su luz entra en mi alma como el sol a un vergel...

Vergel


03. Eros: acaso no sentiste nunca piedad de las estatuas?

Estatua


04. Maravilloso nido del vértigo, ¡Tu boca! Dos pétalos de rosa abrochando un abismo...

Pétalos


05. Sin sangre, sin calor y sin palpitación...Con la esencia de una sobrehumana pasión!

Calor


06. Fiera de amor, yo sufro hambre de corazones.

Corazones


07. ¡Será una noche hermosa!...Tendrá para mí el alma clara y la profundidad del cuerpo de un magnífico amante.

Amante


08. Perdón, perdón si peco alguna vez, soñando que me abrazas con alas ¡Todo mío! En el sol...

Abrazo


09. (...) Porque emerge en tu mano bella y fuerte, como en broche de místicos diamantes el más embriagador lis de la muerte.

Fuerte


10. Perenne mi deseo, en el tronco de piedra ha quedado prendido como sangrienta hiedra; Y desde entonces muerdo soñando un corazón.

Deseo


11. De tus manos, más bellas, fluyen todas las sombras y todas las estrellas, y mi cuerpo se vuelve profundo como un cielo!

Manos


12. Pleno sol. Llueve fuego. Tu amor tienta, es la gruta afelpada de musgo, el arroyo, la fruta, la deleitosa fruta madura a toda miel.

Miel


13. El triunfo de la noche. De tus manos, más bellas, fluyen todas las sombras y todas las estrellas, y mi cuerpo se vuelve profundo como un cielo.

Profundo


14. ¿Acaso fué en marco de ilusión, en el profundo espejo del deseo, o fue divina y simplemente en vida que yo te ví velar mi sueño la otra noche?

Profundo


15. ¡Y cuando, te abrí los ojos como un alma, y vi que te hacías atrás y te envolvías en yo no se que pliegue inmenso de la sombra!

Alma


16. Manos enjoyadas del rubí de mi deseo, la perla de mi tristeza y el diamante de mi beso: llevad a la fosa misma un pétalo de mi cuerpo, manos que sois la vida, manos que sois ensueño.

Ensueño


17. ¡Y yo te amo, invierno! Yo te imagino viejo, yo te imagino sabio, con un divino cuerpo de mármol palpitante que arrastra como un manto regio el peso del Tiempo...Invierno, yo te amo y soy la primavera...Yo sonroso, tú nievas: tú porque todo sabes, yo porque todo sueño...

Invierno

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "Los cálices vacíos" de Delmira Agustini.

Libros parecidos

Síguenos