Frases de La vieja sirena

La vieja sirena

10 frases de La vieja sirena de José Luis Sampedro, libro de 1990.... Egipto, siglo III. Una mujer que tendrá varios nombres y dos hombres: Ahram el Navegante y el filósofo Krito. Y entre ellos una imborrable lección de amor y un apasionado canto a la vida.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de José Luis Sampedro son: ambición de poder, ambientada en alejandría (egipto), belleza estética, esclavitud, eternidad, ficción histórica, poder del amor, seducción, triángulo amoroso.

Frases de José Luis Sampedro Libros de José Luis Sampedro

Frases de La vieja sirena José Luis Sampedro

01. El amor se bebe por la piel.

Piel


02. Sobrevivirle no, la pena hace vivir tanto como el goce, hasta llega más hondo.

Pena


03. Porque tan sólo tú tienes las alas para el vuelo que mata y da la vida.

Alas


04. Nunca pretendí hacer historia, sino comprender mejor el amor y el poder, esas dos grandes pasiones de todos los tiempos.

Poder del amor


05. Vacía para él su memoria mientras crece en ella la convicción de sentirse escuchada como nunca por nadie, comprendida como parece imposible...

Convicción


06. Si no rompió tu voz ese gemido que acuchilla la turbia madrugada...Es que en tu corazón no ardía la hoguera que llamamos amor.

Gemido


07. Porque es tocando fondo, aunque sea en la amargura y la degradación, donde uno llega a saber quién es, y donde entonces empieza a pisar firme.

Saber lo que quieres


08. ¡El tiempo es la vida y no la eternidad! (...) El tiempo nos hace como somos, amamos tanto porque nos arrastra, para olvidarnos de él, en la desesperanza de ir deshaciéndonos, nos agarramos al ancla del amor.

Nuestro tiempo


09. Pienso que todos los dioses del hombre son iguales, todos acaban haciéndose inhumanos en cuanto triunfan, incapaces de comprender al hombre, insensibles a la vida porque no la viven, porque sólo el hombre, sabedor de su muerte, vive de verdad.

Dioses


10. No te miro incrédulo, sino iluminado. Por fin comprendo; ya sé por qué siempre fuiste única, diferente. Comprendo que ondule tu paso como un alga en las ondas, que tu cabello fluctúe, que tus ojos tengan los colores del mar y sean a la vez sosegados e insondables y que a veces, como esta tarde cuando llegué aquí, rezumes amargura salobre...Te creo, ¡Claro que te creo! , pero dime más, déjame saberte mejor.

Ondas

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La vieja sirena" de José Luis Sampedro.

Síguenos