Frases de La vida instrucciones de uso

La vida instrucciones de uso

18 frases de La vida instrucciones de uso (La vie mode d'emploi) de Georges Perec, libro de 1978.... Cada capítulo de esta obra es un fragmento de un puzles, cuya "osamenta" la constituye una casa parisina, y donde sus inquilinos reconstruyen los objetos, las acciones, los recuerdos, las sensaciones, la fantasmagoría.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Georges Perec son: identidad, inteligencia, matemáticas, mezquindad, rompecabezas, sensibilidad, vida cotidiana.

Frases de Georges Perec Libros de Georges Perec

Frases de La vida instrucciones de uso Georges Perec

01. La falaz seducción del razonamiento analógico...

Razonamiento


02. Cualquier retrato, se sitúa en la confluencia de un sueño y una realidad.

Retrato


03. ¡Sé más considerado conmigo! ¡Tu amor me da vértigo!

Vértigo


04. Busco a un tiempo lo eterno y lo efímero.

Efímero


05. No podemos estar siempre con esa excitación en el alma y con el abatimiento mortal que la sigue. Trabaja, piensa en otras cosas. Tú que tienes tanta inteligencia úsala un poco para estar más tranquilo.

Excitación


06. La historia de los Gratiolet viene a empezar como la del marqués de Carabas pero acaba mucho peor: ni los que lo tuvieron casi todo ni los que no tuvieron casi nada triunfaron en la vida.

Historia


07. Estoy triste, aburrida, terriblemente irritada. Vuelvo a ser, como hace dos años, de una sensibilidad dolorosa. Todo me hace daño y me desgarra. Tus dos últimas cartas me hicieron latir el corazón como si se me fuera a partir.

Sensibilidad


08. (...) El verdadero aficionado rechaza esos puzzles, no sólo porque son de cartón en vez de ser de madera, ni porque la tapa de la caja lleva reproducido un modelo, sino porque ese sistema de cortado suprime la especificidad misma del puzzle.

Rompecabezas


09. El papel del creador de puzzles es difícil de definir. En la mayoría de los casos -en el caso de todos los puzzles de cartón en particular- se fabrican los puzzles a máquina y sus perfiles no obedecen a ninguna necesidad

Rompecabezas


10. En un restaurante tipo Dubout un cliente se indigna al descubrir en la sopa una especie de cordón de zapatos. El maitre, igual de indignado, ha mandado llamar al chef para pedirle explicaciones, pero éste se contenta con decir, haciendo remilgos: ¡Todo cocinero tiene sus truquitos!

Sopa


11. Toda la finca se preguntó por la identidad del padre y se barajaron todos los nombres de los individuos de sexo masculino que vivían en la casa, con edades comprendidas entre los quince y los setenta y cinco años. El secreto no se desveló nunca.

Identidad


12. Quería que el proyecto entero se encerrara sobre sí mismo, sin dejar rastro, (...), quería que nada, absolutamente nada subsistiera de él, que no saliera de él más que el vacío, la blancura inmaculada de la nada, la perfección gratuita de la inutilidad.

Perfección


13. El arte del puzzle comienza con los puzzles de madera cortados a mano, cuando el que los fabrica intenta plantearse todos los interrogantes que habrá de resolver el jugador; cuando, en vez de dejar confundir todas las pistas al azar, pretende sustituirlo por la astucia, las trampas, la ilusión: premeditadamente todos los elementos que figuran en la imagen que hay que reconstruir.

Reconstruir


14. Le bastaba con leer una vez una cosa para que le quedara grabada definitivamente en la memoria, y, con la misma rapidez, la misma voracidad y la misma inteligencia, se tragaba tratados de gramática griega, historias de Polonia, poemas épicos en veinticinco cantos, manuales de esgrima o de horticultura, novelas populares y diccionarios enciclopédicos, y hasta, todo hay que decirlo, con una decidida predilección por estos últimos.

Gramática


15. (...) Le daba por los modales pseudo bohemios, o sea que justificaba su tacañería y su mezquindad con observaciones como ésta: "No se puede realizar nada auténtico si no se es algo criminal" o como esta otra: "Quien quiera estar a la altura de sus ambiciones ha de saber convertirse en un tío cerdo, exponerse, comprometerse, jurar en falso, obrar como un artista que se gasta en pintura el dinero de casa".

Mezquindad

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La vida instrucciones de uso" de Georges Perec.

Libros parecidos

Síguenos