Frases de La tía Julia y el escribidor

La tía Julia y el escribidor

36 frases de La tía Julia y el escribidor de Mario Vargas Llosa, libro de 1977.... Novela semiautobiográfica que trata sobre un adolescente, "Marito", que sueña con ser escritor y trabaja en una radioemisora. Tras enamorarse de su tía política, se enfrentará a su familia... ¿Llegará a casarse?.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Mario Vargas Llosa son: condición de la mujer, diferencia de edad en el amor, divorcio, enamorarse, incomprensión, presión familiar, ser escritor, verdadera amistad.

Frases de Mario Vargas Llosa Libros de Mario Vargas Llosa

Frases de La tía Julia y el escribidor Mario Vargas Llosa

01. Sólo los enamorados se abstraen así...Baja de la luna...

Enamorado


02. (...) Tiene una manera de ser que borra todas las diferencias de edad.

Edad


03. Yo escribo sobre la vida y mis obras exigen el impacto de la realidad.

Realidad


04. No se puede pelear consigo mismo, porque en ese combate sólo hay un perdedor.

Perdedor


05. Total, a ustedes y a mí, tarde o temprano tendrán que comernos los gusanos...

Gusanos


06. Las ciruelas secas habían convertido a su estómago en un tren inglés.

Inglés


07. La mujer y el arte son excluyentes, mi amigo. En cada vagina está enterrado un artista.

Vagina


08. No les guardo rencor, estoy acostumbrado a la incomprensión de la gente. ¡Hasta siempre, señores!

Incomprensión


09. Voy a tratar de ser un escritor, sólo voy a aceptar trabajos que no me aparten de la literatura.

Ser escritor


10. En la variación se encuentra el gusto, señores -repetía, con ojos excitados y muecas de gnomo maléfico.

Gusto


11. Ya no eran un quehacer que se imponía por razones de moral y teoría, sino una suerte de placer.

Placer


12. (...) Era mi mejor amigo y nos veíamos a diario, aunque fuera sólo un momento, para constatar que existíamos.

Mejor amigo


13. Un tiro es un segundo. Eso es preferible a irse muriendo de a poquitos, de hambre, de frío, de soledad, de tristeza.

Segundo


14. Pero casarme a los dieciocho años, siendo un mocoso, un estudiante, con una mujer hecha y derecha y divorciada era una insensatez incalculable...

Insensatez


15. En poco tiempo, pasó de romántico que ahoga penas en whisky a alcohólico irredento que puede apagar su africana sed con kerosene.

Alcohólico


16. ¿Se ha topado usted en la vida con argentinos? Cuando vea uno, cámbiese de vereda, porque la argentinidad, como el sarampión, es contagiosa.

Argentinos


17. Los libretos salían de esa cabecita tenaz y de esas manos infatigables, uno tras otro, a la medida adecuada, como sartas de salchichas de una máquina.

Tenaz


18. Era una mujer a la que le habían dado esa hermosa voz para indemnizarla de algún modo por la aglomeración de equivocaciones que era su cuerpo.

Hermosa


19. La mayor parte de las veces, las llamadas penas de corazón, etcétera, son malas digestiones, frejoles tercos que no se deshacen, pescado pasado de tiempo, estreñimiento.

Corazón roto


20. Olíamos a pescado fresco y a mar. Nos rodeaban negritos semidesnudos que nos comían a preguntas: quiénes éramos, de dónde veníamos, qué queríamos comprar.

Pescado


21. Como todo ser elevado por sobre la medianía, era discutida, criticada y verbalmente escarnecida por sus colegas, esos psiquiatras y psicólogos incapaces (a diferencia de ella) de producir milagros.

Colegas


22. Mi familia ha descubierto mis amores con su paisana, y, como es mayor que yo y divorciada, están furiosos. Van a hacer algo para separarnos y eso me tiene amargado.

Amores


23. (...) Le pregunté si siempre empezaba a trabajar tan temprano y me repuso que, en su caso, a diferencia de otros "creadores", la inspiración era proporcional a la luz del día.

Trabajar


24. Sus instrumentos de trabajo eran: un tablón, una puerta, un lavador lleno de agua, un silbato, un pliego de papel platino, un ventilador y otras cosas de esa misma apariencia doméstica.

Herramientas


25. Son tan estúpidos que creen que toda divorciada es una mujer de la calle...Y, además, sólo piensan en hacer cosas. Cuando lo bonito no es eso, sino enamorarse, ¿No es cierto?

Enamorarse

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La tía Julia y el escribidor" de Mario Vargas Llosa.

Libros parecidos

Síguenos