Frases de La Reina del Sur

La Reina del Sur

23 frases de La Reina del Sur de Arturo Pérez-Reverte, libro de 2002.... Libro de Arturo Pérez-Reverte.

Frases de Arturo Pérez-Reverte

Frases de La Reina del Sur Arturo Pérez-Reverte

01. (...) En una tierra donde morir con violencia era morir de muerte natural.

Morir


02. Y el Batman Güemez era tan peligroso que cuando subía a la sierra los coyotes encendían fogatas para que no se les acercara.

Peligrosos


03. Relajaba mucho no tenerle miedo a un policía.

Policía


04. El acento la hacía parecer educada, con ese vocabulario abundante que tienen los hispanoamericanos, tan lleno de ustedes y de por favores, que los hace parecer a todos académicos de la lengua.

Vocabulario


05. Lo inesperado que se presenta de pronto, no con estruendo, ni con señales importantes que lo anuncien, sino deslizándose de forma imperceptible, mansa, del mismo modo que podría no llegar.

Inesperado


06. Ocurrió así, como si reanudaran un diálogo interrumpido. Dos viejos conocidos que se encuentran, sin sorprenderse el uno al otro. Dos amigos. Tal vez dos amantes.

Diálogo


07. O eres muy listo, o eres un encanto. En cualquier caso, daba lo mismo. Los ojos verdes sonreían de nuevo, seguros y tranquilos.

Seguros


08. Nos hacemos fotos, no con el objeto de recordar, sino para completarlas después con el resto de nuestras vidas. Por eso hay fotos que aciertan y fotos que no. Imágenes que el tiempo pone en su lugar, atribuyendo a unas su auténtico significado, y negando otras que se apagan solas.

Imágenes


09. El mundo giraba según reglas propias e impenetrables, reglas hechas de albures –en el sentido bromista que en México daban a esa palabra- y azares que incluían apariciones y desapariciones, presencias y ausencias, vidas y muertes.

Reglas


10. De fijo ardía en los infiernos, el muy perro, lo mismo que en las canciones de Paquita la del Barrio - ¿Estás ardiendo, inútil?

Inútil


11. Siniestra belleza.

Siniestro


12. Había aprendido que lo malo no era la espera, sino las cosas que imaginas mientras esperas.

Espera


13. Ningún miedo es insoportable, a menos que te sobren tiempo y cabeza para pensar en él.

Insoportable


14. A ver si un día te equivocas y dices que me quieres.

Te quiero


15. Ojalá que su piel y sus manos y sus ojos y su boca me borraran la memoria, y yo naciera de nuevo, o muriese de una vez, para decir como si fueran nuevas palabras que no me suenen a traición o a mentira.

Traición


16. Ni siquiera eran celos, sino orgullo, costumbre, absurda masculinidad.

Macho


17. Parecía al mismo tiempo un niño ocupado con un juguete que absorbe su atención, y un hombre adulto y fiel a cierta misteriosa clase de ensueños.

Juguete


18. La vida era a veces tan hermosa que no se parecía a la vida.

Hermosa


19. Los libros son puertas que te llevan a la calle. Con ellos aprendes, te educas, sueñas, imaginas, vives otras vidas y multiplicas la tuya por mil. Y también sirven para tener a raya muchas cosas malas: fantasmas, soledades y mierdas así.

Libros


20. No hay dos libros iguales porque nunca hubo dos lectores iguales. Y que cada libro leído es, como cada ser humano, un libro singular, una historia única y un mundo aparte.

Singular


21. Y es que, en cuestión de mujeres, a veces oyes canto de sirena y te sale loba de mar.

Sirena


22. Es preferible que te respeten a que te quieran.

Respeto


23. Y si no lees en mi cara o en mi forma de callar lo que me callo, o en la manera en que escucho lo que todavía tienes que decir, es que todo este tiempo junto a mí no te sirvió de nada. Ni las noches ni los días, ni la conversación ni los silencios. Dime entonces adónde mirabas al abrazarme.

Conversación

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La Reina del Sur" de Arturo Pérez-Reverte.

Síguenos