Frases de La puerta


A veces la intuición nos dice con qué flor identificar a una persona. El acuerdo, frases La puerta

Frases de intuición


Al que quiere irse, hemos de dejar que se vaya. ¿Para qué iba a retenerla? Polett, frases La puerta

Frases de renuncia


(...) Era demasiado sabia para perder el tiempo con imposibles, empleaba toda su energía en encontrar algo en el futuro que le permitiera remediar el pasado. Sin embargo, aún habría de transcurrir mucho tiempo para que yo pudiera comprender todo eso. El acuerdo, frases La puerta

Frases de pérdida de tiempo


No me ando con medias tintas: a mí me lo da todo o no quiero nada. Sorpresa de navidad, frases La puerta

Frases de amor incondicional


En ocasiones cometemos un acto imperdonable sin querer; sin embargo, cuando lo hacemos, algo en nuestro interior intuye que es así. Sin pañuelo, frases La puerta

Frases de acto


Detrás de cualquier éxito profesional hay siempre una persona que no se ve, pero sin cuya dedicación sería imposible desarrollar a fondo una labor creativa. Entrega de premios, frases La puerta

Frases de profesional


Según la visión política de mi asistenta, el mundo estaba dividido en dos clases de personas: los que barren y los que no. Política, frases La puerta

Frases de clases sociales


(...) No se fiaba de nadie. O más exactamente, nunca llegó a entregar más que unas pocas migajas de su confianza a algunos amigos selectos. El momento, frases La puerta

Frases de confianza


Nuestro cariño era recíproco, pero al resultar al mismo tiempo tan complejo y con elementos tan imprecisos como los del propio amor, administrarlo en el roce cotidiano, tratando de evitar conflictos, requería muchísima tolerancia y concesiones mutuas. Política, frases La puerta

Frases de cariño


He vivido con valentía hasta ahora y espero morir así, con coraje, sin mentiras, y para ello es necesario que declare de una vez por todas que yo maté a Emerenc. Yo quería salvarla, no destruirla, pero eso no cambia nada. La puerta, frases La puerta

Frases de salvar


Debido a mi falta de experiencia, y desprovista aún de la capacidad necesaria para el análisis de la naturaleza, imprevisible, indomable y en ocasiones brutal, de los sentimientos humanos, no podía entender la dimensión irracional de la pasión de esa mujer. Política, frases La puerta

Frases de pasión


En el fondo, (...) no dejaba de ser una buena persona, generosa y desinteresada, y, aunque negara la existencia de Dios de palabra, lo honraba con sus actos. Poseía una bondad natural y espontánea; en cambio, a mí me habían educado para respetar ciertas normas éticas que me esforzaba en cumplir, imponiéndome de alguna manera a mis propias inclinaciones. Con su sola actitud y sin necesidad de palabras, un día (...) me haría ver que lo que yo creía fe en mí no era más que una forma de budismo, de respeto a la tradición, y que mi moral no era más que una disciplina obligatoria, consecuencia del adoctrinamiento que había recibido en casa y en la escuela, y en el que me había ejercitado por propia voluntad. El ayuno, frases La puerta

Frases de tradición

Obras relacionadas

La puerta

La puerta (1987), Magda Szabó
  • Libro, 1987
  • Original: Az ajtó
  • Frases de La puerta: Una historia en homenaje a la amistad, de una calidad humana extraordinaria. Retrato de la extraña y larga relación entre una escritora y su sirvienta durante veinte años.
  • Libro esencial

La puerta

Autor

Magda Szabó (1917-2007): Escritora, poetisa, ensayista, dramaturga y traductora húngara, autora de "Fresco" (1958), "La balada de Iza" (1963), "Calle Katalin" (1969) y "La puerta" (1987).


Palabras clave

Superación de las dificultades Relaciones personales Dignidad del ser humano Adaptada al cine Manipulación Mujer independiente Valor de la amistad Clases sociales Hungría Sirvienta

Síguenos en