Frases de La piedra lunar

La piedra lunar

28 frases de La piedra lunar (The moonstone) de William Wilkie Collins, libro de 1868.... Una valiosa joya robada de un santuario hindú y de la que se cuentan toda clase de leyendas maléficas, llega a las manos de Raquel Verinder, heredera de un lord inglés, como regalo de cumpleaños. Y comienzan a pasar cosas.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de William Wilkie Collins son: ambientada en la época victoriana, antigua maldición, complot, detective, diamantes, distintos puntos de vista, muchos sospechosos, muerte, robo de joyas.

Frases de William Wilkie Collins

Frases de La piedra lunar William Wilkie Collins

01. Hablando en lengua vulgar, clavé mis ojos en su rostro sin decir palabra.

Vulgar


02. Las pocas palabras que acababa yo de pronunciar cayeron sobre ella, al parecer, como un latigazo que la hizo montar en cólera.

Cólera


03. Se asemejaba más a una mosca que a una mujer: le era imposible detener su vuelo sobre cosa alguna.

Mosca


04. Una gota de té es a la lengua de una mujer lo que una gota de aceite para una lámpara agotada.

Gota


05. Su cabeza volvió a caer sobre mi hombro. Las lágrimas que brotaron de sus ojos comenzaron a fluir lentamente sobre sus mejillas.

Mejillas


06. Mi devoto amor a la verdad se halla, gracias a Dios, muy por encima de mi respeto por las personas.

Verdad


07. ¡La perversidad humana no tiene límites y todo se torna posible cuando nuestra débil naturaleza saca de nosotros todo el provecho que puede!

Perversidad


08. Las gentes mundanas pueden permitirse todos los lujos...Entre otros, el de dar rienda suelta a sus propios sentimientos. Los pobres no disfrutan de tal privilegio.

Privilegio


09. Me acordé de las miles y miles de perecederas criaturas humanas que se hallaban en ese mismo instante enfermas del espíritu, sin saberlo ellas mismas.

Espíritu


10. Grande es mi deuda con mis queridos padres (ambos ya en el cielo) por los hábitos de orden y regularidad que lograron inculcarme siendo yo muy pequeña.

Difuntos


11. Es éste un mundo miserable...La vida del hombre...Es una especie de blanco... , en dirección al cual hace fuego de continuo la desgracia que da siempre en el centro.

Miserable


12. La próxima acción que me corresponde efectuar es la de presentar toda la información suplementaria que poseo (...) respecto al asunto del complot hindú destinado a hacer desaparecer el diamante.

Complot


13. Llegó la hora del desayuno...Pase lo que pase en una casa, haya o no habido en ella un robo o un asesinato, lo cierto es que no puede uno rehuir el desayuno.

Desayuno


14. Su educación extranjera, las facetas germana, francesa e italiana de su carácter que ya he apuntado, se mostró nuevamente ante la hospitalaria mesa de mi ama de la manera más embarazosa.

Carácter


15. La necesidad, que no cuenta para los ricos, se muestra inflexible hacia nosotros. La vida nos enseña a ocultar nuestros sentimientos y a proseguir con nuestro trabajo, en la forma más paciente posible.

Necesidad


16. Sin duda lo habría percibido de la manera más oportuna de haber sido ella bien parecida. Las feas no lo pasan muy bien en este mundo: esperemos que se las compense en el otro.

Mal gusto


17. Se diferenciaba de las otras muchachas de su edad por el hecho de poseer ideas propias y una altivez que la hacía desafiar las propias modas, cuando éstas no armonizaban con sus puntos de vista.

Altivez


18. La tierra es un paraíso un poco menos perfecto que el otro. Y el cielo, por otra parte, es una tierra fraccionada, que lo ha sido para que aparezca otra vez con el aspecto de una cosa nueva.

Paraíso


19. (...) En este caso no se trataba de un robo corriente, sino que nos hallábamos, en mi opinión, frente a un engaño cuidadosamente planeado, en el fondo del cual aparecía la mano de la dueña del diamante.

Diamante

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La piedra lunar" de William Wilkie Collins.

Libros parecidos

Síguenos