Frases de La mujer que buceó dentro del corazón del mundo

La mujer que buceó dentro del corazón del mundo

14 frases de La mujer que buceó dentro del corazón del mundo de Sabina Berman, libro de 2010.... Libro de Sabina Berman.

Frases de Sabina Berman

Frases de La mujer que buceó dentro del corazón del mundo Sabina Berman

01. (...) Los humanos viven así, creyendo que primero piensan y luego existen, piensan que todo aquello que no piensa no existe del todo. Los árboles, el mar, los peces dentro del mar, el sol, la luna, un cerro o una enorme cordillera: no, no existen del todo, existen con un segundo nivel de existencia, una existencia menor. Por lo tanto merecen ser mercancía o alimento o paisaje de los humanos, y nada más.

Existencia


02. Un humano standard vive separado por su pensamiento de las cosas naturales, incluso de su propio cuerpo, y como nada puede ser feliz si no es en su cuerpo real, el ser humano no es feliz.

Infeliz


03. Esos días, los más largos de mi vida, los más tranquilos, nos dedicamos, ella y Yo, cuidadosamente, a existir.

Existir


04. Ella cree que las palabras son las cosas del mundo y en cambio yo sé que son sólo pedazos de sonido y las cosas del mundo existen sin necesitar de las palabras.

Pedazos


05. Son las personas con capacidades diferentes las que aportan cosas diferentes a la humanidad.

Diferenciación


06. No dejes que nadie te diga nunca que eres menos. No eres menos, nada más eres diferente.

Diferente


07. Su mundo de humanos standard: una burbuja donde nada sino lo humano es oído o visto realmente, donde nada más que lo humano importa y lo demás es paisaje, mercancía o comida.

Naturaleza humana


08. ¿Y quién les asegura a los humanos que el pensamiento es la actividad más importante del universo? ¿Quién les asegura que el pensamiento es la actividad que distingue todas las cosas entre superiores e inferiores?

Actividad


09. (...) Sólo dejaba de hablar para buscar con la boca abierta una palabra en sus hojas, o cuando desaparecía, o cuando estaba dormida, que es también desaparecer, pero en posición horizontal.

Posición


10. Yo sólo tenía 4 caras. De pánico, de alegría, neutral y de haberme ido de mí misma. Si iba a relacionarme con otras personas en la universidad, debía aumentar mis caras.

Universidad


11. Quiero decir, sé que soy una lenta mental, por lo menos comparada a los humanos standard. Sé que en las pruebas standard de IQ alcanzo el sitio intermedio entre los idiotas y los imbéciles, pero mis virtudes son 3 y son grandes. 1. No sé mentir. 2. No tengo fantasía. Es decir, que no me duelen cosas ni me preocupan cosas que no existen. 3. Y sé que sé sólo lo que sé, y lo que no sé, que es muchísimo más, estoy segura que no lo sé. Y eso, como antes decía, a la larga me ha dado una gran ventaja sobre los humanos standard.

Coeficiente intelectual


12. Antes de salir a las clases, me ponía en el pecho una etiqueta amarilla con 2 palabras: Capacidades diferentes. Ésa era una de mis tácticas de sobrevivencia.

Táctica


13. Creo que nos tenían en la escuela nada más para que en nuestras casas descansaran de nosotros.

Escuela


14. Diré algo de los japoneses. Es una raza con algún grado de autismo. No se dan la mano. Se saludan de lejos asintiendo uno frente a otro las cabezas. O bien son amistosos y dulces como patitos recién salidos del huevo o son feroces como tiburones. Y viven más atentos a las cosas que a la gente.

Japonés

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La mujer que buceó dentro del corazón del mundo" de Sabina Berman.

Síguenos