Frases de La mirada de los ángeles


Había comentarios a los que más valía responder con el silencio. Fjallbacka - 1951, frases La mirada de los ángeles

Frases de responder


Si quieres que el matrimonio dure tanto como está durando el nuestro, hay que ceder. Estocolmo - 1925, frases La mirada de los ángeles

Frases de ceder


El principio básico era el mismo que en boxeo: había que identificar el punto débil del adversario y luego atacar ahí una y otra vez, hasta alzarse con la victoria. O, en su caso, sacar una buena tajada. Su forma de hacer negocios no le granjeaba ni la aceptación ni el respeto popular pero, tal y como él solía decir, "con el respeto no se come". Hospital de Langbro - 1925, frases La mirada de los ángeles

Frases de adversario


Tener amigos era algo que no le interesaba. Tener amigos implicaba verse obligado a ceder y a renunciar a una parte del poder. Hospital de Langbro - 1925, frases La mirada de los ángeles

Frases de renunciar


La culpa se interponía entre ellos como un peso del que no hablaban. Habría sido más fácil si hubieran podido analizarla y decidir cuál era su sitio. Sin embargo, se movía libremente de un lado a otro, cambiaba de potencia y de forma y atacaba cada vez desde una nueva posición. 1, frases La mirada de los ángeles

Frases de posición


El hombre que le sonreía desde las fotos era guapo, o más bien, atractivo. Decir "guapo" resultaba un tanto femenino, y nada más lejos. Irradiaba virilidad y fuerza. Una audacia valerosa, un deseo de sentir la adrenalina fluyéndole por todo el cuerpo. Fjallbacka - 1919, frases La mirada de los ángeles

Frases de atractivo


Una persona elocuente capaz de dar respuestas sencillas de forma convincente. Un hombre que podía ayudar a los votantes a identificar al culpable, y luego prometerles que él se encargaría de eliminarlo. Stockholm - 1925, frases La mirada de los ángeles

Frases de demagogia


Lo nuevo no era más que un recuerdo de lo que hubo, y esta otra casa, con sus desperfectos, encajaba mejor con su estado de ánimo. 1, frases La mirada de los ángeles

Frases de estado de ánimo


Quizá las heridas del alma sanaran allí, en Valo. No tenía recuerdos de aquel lugar, pero era como si la isla y ella se reconocieran. 1, frases La mirada de los ángeles

Frases de isla


Alargó la mano izquierda que, a diferencia de la derecha, estaba completa, en busca de su foto favorita. En la cima del Everest. Fue una escalada difícil y varios de los compañeros fueron abandonando en diversas etapas. Hubo incluso quienes se rindieron antes de empezar. Era un tipo de debilidad que le resultaba impensable. Para él rendirse no era una opción. Fjallbacka - 1919, frases La mirada de los ángeles

Frases de monte everest


(...) Lo malo es que la gente se cree su propaganda barata. Se visten de traje, expulsan a algunos miembros que, claramente, se han portado como no debían y tratan de hablar de recortes presupuestarios y de racionalización. Pero detrás de todo eso, siguen escondiéndose muchos nazis de los de siempre. Si se saludan al estilo nazi y agitan la cruz gamada, lo hacen seguramente al abrigo de la oscuridad. Luego aparecen en la televisión y se quejan de que los han acosado y de que se los ataca injustamente. Estocolmo - 1925, frases La mirada de los ángeles

Frases de nazi


(...) Pero aquel accidente no había hecho más que aumentar su motivación. Lo que lo impulsaba a seguir era precisamente el peligro que sabía que entrañaba, la certeza de que podía perder la vida en cualquier momento. El peligro le ayudaba a apreciar más aún lo bueno de la vida. El champán sabía mejor, las mujeres parecían más hermosas y el tacto de las sábanas de seda más suave al rozarle la piel. Su riqueza era más valiosa si la arriesgaba continuamente. Fjallbacka - 1919, frases La mirada de los ángeles

Frases de accidente

Obras relacionadas

La mirada de los ángeles

La mirada de los ángeles (2014), Camilla Läckberg
  • Libro, 2014
  • Original: Anglamakerskan
  • Frases de La mirada de los ángeles: Patrik Hedstrom y Erica Falck tienen que resolver un enigma del pasado para evitar un horrible crimen en el presente... Las desapariciones de familias enteras.
  • Libro importante

Autor

Camilla Läckberg (1974): Escritora, novelista y economista sueca, autora de "La princesa de hielo" (2002), "Los gritos del pasado" (2004), "Crimen en directo" (2006), "La mirada de los ángeles" (2014) y "El domador de leones" (2015).


Palabras clave

Búsqueda de personas Secretos Incendio Muerte por accidente Misterio Asesinato múltiple

Síguenos en