Frases de La mala hora

La mala hora

32 frases de La mala hora de Gabriel García Márquez, libro de 1962.... A partir de un pasquín con simples denuncias sobre la vida privada de los ciudadanos de una comarca "pacificada" después de una guerra civil, estalla la violencia subyacente.

Los principales temas, lugares o acontecimientos históricos que destacan en el libro de Gabriel García Márquez son: asesinato, censura, chismes, conspiración, corrupción política, guerra civil, infidelidad, macondo, realismo mágico, resistencia, secreto a voces, terrorismo, violencia.

Frases de Gabriel García Márquez Libros de Gabriel García Márquez

Frases de La mala hora Gabriel García Márquez

01. La vergüenza tiene mala memoria.

Vergüenza


02. La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

Sobrevivir


03. Llevan el infierno en la imaginación...

Infierno


04. Es todo el pueblo y no es nadie.

Pueblo


05. Me quedaré en tu sueño hasta la muerte -suspiró.

Sueño


06. Había una especie de angustia sin esperanzas en la pausada respiración de las fieras.

Respiración


07. La mejor virtud de un hombre es saber guardar un secreto.

Guardar


08. No me acuerdo...Tú sabes que nunca me acuerdo de nada.

Acuerdo


09. El tiempo pasa sin hacer ruido.

Paso del tiempo


10. Habló durante diez minutos. Tropezando con las palabras, sorprendido por un tropel de ideas.

Orador


11. Los domingos son raros...Es como si los colgaran descuartizados: huelen a animal crudo.

Domingo


12. Tenía la virtud de no parecer acabada de despertar.

Despertar


13. Aquí el único que tiene derecho a prohibir algo es el Gobierno -dijo-. Estamos en una democracia.

Censura


14. Venga cuando quiera, a ver si se cumplen mis deseos de que se muera en mi casa.

Casa


15. Era joven, de ademanes fáciles, y en cada paso revelaba el propósito de hacerse sentir.

Joven


16. Los pasquines no son la gente... Pero sólo dicen lo que ya anda diciendo la gente.

Pasquín


17. Los sobrevivientes desenterraron y se llevaron los huesos de sus muertos para estar seguros de no volver jamás.

Sobreviviente


18. Lo malo de este pueblo es que las mujeres tienen que quedarse solas en la casa mientras los hombres andan por el monte.

Monte


19. -Doctor, ¿Cuál es el mejor remedio para el dolor de cabeza? El médico respondió en el interior: -No haber bebido anoche.

Doctor


20. Los turbulentos Asís, fundadores del pueblo cuando no eran más que porquerizos, parecían tener la sangre dulce para la murmuración.

Rumor


21. Esa ha sido siempre una característica de los pasquines... Dicen lo que todo el mundo sabe que por cierto es casi siempre la verdad.

Pasquín


22. Había orden de allanarla casa...Había instrucciones precisas de encontrar armas y municiones y documentos con los pormenores de una conspiración nacional.

Conspiración


23. En la historia de la humanidad -sentenció el juez- no ha habido un solo peluquero conspirador. En cambio, no ha habido un solo sastre que no lo haya sido.

Conspiración


24. En una casa como la suya, llena de sirvientas, ahijadas y protegidas de todas las edades, es imposible encerrarse en el dormitorio sin que hasta allí la persiguieran los rumores de la calle.

Dormitorio


25. -No debían existir los lunes -dijo el juez. El barbero había empezado a cortarle el cabello. -Son culpa del domingo -dijo-. Si no fuera por el domingo -precisó- no existirían los lunes.

Domingo


26. La pimienta picante, el profundo silencio de la casa y la sensación de desconcierto que en aquel instante ocupaba su corazón, lo transportaron de nuevo a su escueto cuartito de principiante en el ardiente mediodía de Macondo.

Macondo


27. Un pájaro extraviado apareció en el patio y estuvo como media hora dando saltitos de inválido por entre los nardos. Cantó una nota progresiva, subiendo cada vez una octava, hasta cuando se hizo tan aguda que fue necesario imaginarla.

Patio


28. En la actualidad -el alcalde proseguía con vehemencia sin ocuparse de las interrupciones- para nadie es un secreto que tres de ellos son criminales comunes, sacados de las cárceles y disfrazados de policías. Como están las cosas, no voy a correr el riesgo de echarlos a la calle a cazar un fantasma.

Policía

Obras similares

Obras que comparten tramas, ideas o sucesos históricos con "La mala hora" de Gabriel García Márquez.

Síguenos