Frases de La invención de Morel


¡Por eso la mató, se mató con todos sus amigos, inventó la inmortalidad!

Frases de inmortalidad


Recuerden que en nuestra incapacidad de ver, los movimientos del prestidigitador se convierten en magia.

Frases de incapacidad


No fue como si no me hubiera oído, como si no me hubiera visto; fue como si los oídos que tenía no sirvieran para oír, como si los ojos no sirvieran para ver.

Frases de oír


Ahora la mujer del pañuelo me resulta imprescindible. Tal vez toda esa higiene de no esperar sea un poco ridícula. No esperar de la vida, para no arriesgarla; darse por muerto, para no morir.

Frases de imprescindible


Tal vez porque la idea me parezca tan poéticamente desgarradora -buscar a una persona que ignoro dónde vive, que ignoro si vive-, Faustine me importa más que la vida.

Frases de poética


Lloré durante el sueño y desperté con una inconsolable desesperanza porque Faustine no estaba y con llorado consuelo porque nos habíamos querido sin disimulo.

Frases de consuelo


La verdadera ventaja de mi solución es que hace de la muerte el requisito y la garantía de la eterna contemplación de Faustine.

Frases de contemplación


Mi vida no es atroz. Si dejo las intranquilas esperanzas de partir en busca de Faustine, puedo acomodarme al destino seráfico de contemplarla.

Frases de amor eterno


El esfuerzo indispensable para suicidarme era superfluo, ya que, desaparecida Faustine, ni siquiera podía quedar la anacrónica satisfacción de la muerte.

Frases de suicidio


(...) Intenté varias explicaciones. Que yo tenga la famosa peste; Sus efectos en la imaginación: la gente, la música, faustine; En el cuerpo: tal vez lesiones horribles, signos de la muerte, que los efectos anteriores no me dejan ver.

Frases de epidemia


Estas líneas permanecerán invariables, a pesar de la flojedad de mis convicciones.

Frases de convicción


Razones lógicas nos autorizan a desechar las esperanzas de Morel. Las imágenes no viven. Sin embargo, me parece que teniendo este aparato, conviene inventar otro, que permita averiguar si las imágenes sienten y piensan (o, por lo menos, si tienen los pensamientos y las sensaciones que pasaron por los originales durante la exposición; es claro que la relación de sus conciencias [? ] con estos pensamientos y sensaciones no podrá averiguarse). El aparato, muy parecido al actual, estará dirigido a los pensamientos y sensaciones del emisor; a cualquier distancia de Faustine, podremos tener sus pensamientos y sensaciones, visuales, auditivas, táctiles, olfativas, gustativas. Y algún día habrá un aparato más completo. Lo pensado y lo sentido en la vida -o en los ratos de exposición- será como un alfabeto, con el cual la imagen seguirá comprendiendo todo (como nosotros, con las letras de un alfabeto podemos entender y componer todas las palabras). La vida será, pues, un depósito de la muerte. Pero aun entonces la imagen no estará viva; objetos esencialmente nuevos no existirán para ella. Conocerá todo lo que ha sentido o pensado, o las combinaciones ulteriores de lo que ha sentido o pensado. El hecho de que no podamos comprender nada fuera del tiempo y del espacio, tal vez esté sugiriendo que nuestra vida no sea apreciablemente distinta de la sobrevivencia a obtenerse con este aparato.

Frases de exposición

Obras relacionadas

La invención de Morel

La invención de Morel (1940), Adolfo Bioy Casares
  • Libro, 1940
  • Frases de La invención de Morel: Un preso logra fugarse y llegar a una isla desierta, donde pronto se da cuenta de que está rodeado de apariciones del pasado y una apasionante historia de amor.
  • Libro esencial

Autor

Adolfo Bioy Casares (1914-1999): Escritor, novelista, ensayista, traductor y periodista argentino, autor de "La invención de Morel" (1940), "El sueño de los héroes" (1954), "Guirnalda con amores" (1959) y "La muñeca rusa" (1990).


Palabras clave

Esperanza Libertad Soledad Inmortalidad Isla Condenado a cadena perpetua Fuerza de la pasión Coraje ante la adversidad Naufragio Amor inquebrantable Luchar por un sueño Paranoia Fugitivo

Síguenos en