Frases de La habitación de los reptiles

9 frases de La habitación de los reptiles (The reptile room) de Daniel Handler, libro de 1999... Los hermanos Baudelaire pasan un tiempo con su loco Tío Monty y sus reptiles, pero no todo es diversión: un accidente automovilístico, una serpiente gigante y mortal y un personaje indeseable les esperan

También puedes leer todas las frases de Daniel Handler que tenemos.

Frases del libro

La habitación de los reptiles

01.Creo que siempre añoraremos a nuestros padres. Pero creo que podemos añorarlos sin ser desgraciados todo el tiempo. A fin de cuentas, ellos no querrían que fuésemos desgraciados.

Frases de desgraciado


02.En la vida a menudo los detalles más insignificantes acaban siendo los más importantes.

Frases de insignificante


03.Hay dos tipos básicos de pánico: quedarse quieto y no pronunciar palabra, o ir de aquí para allí diciendo lo primero que te viene a la cabeza.

Frases de pánico


04.Esperar es una de las pruebas más duras de la vida.

Frases de esperar


05.-Esto no es un juego, hombre horrible -dijo el señor Poe-. El dominó es un juego. El waterpolo es un juego. El asesinato es un crimen y usted va a pagar por ello en la cárcel.

Frases de crimen


06.¡Se supone que eres muy listo, pero siempre olvidas esto! -Se metió la mano en el bolsillo y sacó el cuchillo dentado-. Esto es mi cuchillo. Está muy afilado y muy deseoso de hacerte daño, casi tanto como yo.

Frases de cuchillo


07.La muerte de un ser querido es algo curioso. Todos sabemos que nuestro tiempo en este mundo es limitado y que al final todos acabaremos cubiertos por una sábana para nunca despertar. Y, sin embargo, siempre es una sorpresa cuando le pasa a alguien que conoces.

Frases de nuestro tiempo


08.(...) Es como subir a oscuras las escaleras en dirección a tu dormitorio y creer que hay un peldaño más de los que hay. Tu pie cae al vacío y hay un instante de sorpresa mientras vuelves a ajustar la forma que tienes de pensar en las cosas. Los huérfanos Baudelaire no sólo lloraban por Tío Monty, sino también por sus padres, y con esa oscura y curiosa sensación de caída que acompaña a una gran pérdida.

Frases de peldaños


09.Hay otra historia con lobos de por medio que probablemente alguien os haya leído y que es igualmente absurda. Estoy hablando de Caperucita Roja, una chiquilla extremadamente desagradable que, como el chico que gritó "¡Lobo!", se emperró en entrar en un territorio de animales peligrosos. Recordaréis que el lobo, después de ser tratado de forma muy grosera por Caperucita Roja, se comió a la abuela de la chiquilla y se puso su ropa como disfraz. Este es el aspecto más ridículo de la historia, porque uno pensaría que incluso una chica tan imbécil como la Caperucita Roja podría advertir en un segundo la diferencia entre su abuela y un lobo en camisón y con pantuflas. Si conoces a alguien muy bien, como a tu abuela o a tu hermana, sabes cuándo son de verdad o cuándo son falsas.

Frases de lobos

Frases de obras similares

Síguenos