Frases de La excursión a Tindari

16 frases de La excursión a Tindari (La gita a tindari) de Andrea Camilleri, libro de 2000... El famoso servidor de la ley debe resolver dos casos que parecen no tener nada en común: el asesinato de un joven y la desaparición de un matrimonio de ancianos durante un viaje a Tindari. Una pista lo conducirá a una siniestra organización criminal

También puedes leer todas las frases de Andrea Camilleri que tenemos o ver su bibliografía en libros de Andrea Camilleri

La excursión a Tindari

01.- ¿Encontraste algo? -Disculpe, dottori, ¿Usted quiere que le hable con palabras técnicas o con palabras sencillas? -Sencillísimas, Catare. -Pues entonces le diré que en este ordenador no hay una mierda.

Frases de ordenador


02.Con las amistades que tenía, sólo a un pobre loco se le hubiera ocurrido la idea de ir a desvalijarle la mansión.

Frases de influencia


03.En la cárcel tiene muchas probabilidades de salvar el pellejo. Los muchachos de la nueva mafia están tratando de hacérselo comprender tanto a los Sinagra como a los Cuffaro. Y por eso la cárcel de máxima seguridad significa seguridad no sólo para los que están fuera sino también para los que están dentro.

Frases de mafia


04.Puede que hayamos cometido errores muy grandes, pero siempre hemos sabido que había una línea que no se tenía que traspasar. Nunca. Porque, si se traspasaba aquella línea, ya no había diferencia entre un hombre y una bestia.

Frases de bestia


05.Hay que respetar a los mayores. Eso se lo digo y repito a mis nietos, que son unos descastados. La falta de respeto está jodiendo todo el universo creado.

Frases de nietos


06.Si antaño el camino de la droga era bastante ancho, en la actualidad se había convertido en una autopista de seis carriles. Por consiguiente, se necesitaban fuerzas jóvenes, decididas y con las manos adecuadas para utilizar tanto el kalashnikov como el ordenador.

Frases de drogas


07.Había incluso una copia de una fe de vida, máxima cumbre de la imbecilidad burocrática. ¿Qué hubiera hecho Gogol con sus "Almas muertas", en presencia de la tal fe de vida? Franz Kafka, de haberla tenido en sus manos, habría podido extraer de ella uno de sus inquietantes relatos. Y ahora que se había implantado la autocertificación de existencia en vida, ¿Cómo se debería actuar? ¿Cuál era la praxis, para usar una palabra tan querida en los despachos? ¿Uno escribía en una hoja de papel una frase como "El abajo firmante, Salvo Montalbano, declaro que existo", firmaba y lo entregaba al funcionario de turno?

Frases de funcionario


08.Un chico muy guapo, rebosante de vida, simpático. ¿Qué hacía? Lo que hacen todos los jóvenes de su edad cuando gozan de libertad.

Frases de jóvenes


09.- ¿Qué te induce a estar tan seguro de que las cartas son auténticas? -Lo que ella escribe. Describe minuciosamente y con detalles que a nosotros los hombres ni siquiera se nos pasan por la antesala del cerebro lo que experimenta una mujer mientras hace el amor.

Frases de condición de la mujer


10.(...) Sólo que tanto el muchacho como el cura confundían la superstición con la religión. Como la mayoría de los sicilianos, por otra parte.

Frases de sicilia


11.En Sicilia la gente se marida. Las mujeres, cuando dicen "me quiero maridar", pretenden decir "quiero tener un marido"; y los hombres, cuando dicen lo mismo, pretenden decir "quiero convertirme en marido".

Frases de sicilia


12.Todo el contenido de este libro, nombres, apellidos (sobre todo, apellidos), situaciones, es absolutamente inventado. Si hubiera alguna coincidencia, ello se debe a que mi fantasía es limitada.

Frases de coincidencia


13.¡Yo me confundo con los nombres, pero si veo una cara en la televisión, aunque sólo sea una vez, ya nunca la olvido!

Frases de cara


14.¡Las paredes de esta casa son de papel de seda! ¡Se oye todo, pero lo que se dice todo! ¡Y entonces, después de haber puesto una música que me perforaba los oídos, la apagaba y empezaba otra música! ¡Una sinfonía, oiga!

Frases de sinfonía


15.- ¿Por dónde empezamos? -Por los viejecitos desaparecidos. El muerto ya está muerto y puede esperar.

Frases de esperar


16.Han pagado un precio tremendamente alto, y no me refiero al dinero: la muerte de otro ser humano.

Frases de precio

Frases de obras similares

Síguenos