Frases de La delicadeza


24 frases de La delicadeza (La délicatesse), libro de 2009.

01.El sentimiento amoroso es el que más culpabilidad provoca. Se puede llegar a pensar que uno tiene la culpa de todas las heridas del otro. Se puede llegar a pensar, siempre en esa locura, en un arrebato casi demiurgo, que se es el núcleo mismo del corazón del otro.

Frases de arrebato


02.Al final, cabe preguntarse si la casualidad existe de verdad. ¿Quizá todas las personas con las que nos cruzamos recorren nuestro perímetro con la esperanza incesante de cruzarse con nosotros? Pensándolo bien, es cierto que a menudo parecen jadeantes.

Frases de casualidad


03.Hay que haber vivido años y años en la nada para comprender cómo de pronto se puede sentir miedo ante una simple posibilidad.

Frases de asustado


04.Y como nadie escucha a los que dicen querer estar sólos, porque parece ser que la voluntad de soledad sólo puede ser una pulsión patológica, sus familiares y amigos se iban turnando para incitarla a hacer cosas tan rutinarias como comer, vestirse, ducharse...

Frases de vestirse


05.Percibía una injusticia terrible en esa posibilidad: ¿Cómo podía el acto del beso ser gratuito para ella cuando para él tenía un valor incalculable?

Frases de gratuito


06.Un día, en un arranque de impetuosidad, Nathalie le besa sin motivo aparente. Él no sale de su asombro, no se lo puede creer ¿Como puede ser el elegido?

Frases de elegido


07.Nunca es fácil pasar de la mirada a la conversación, de los ojos a las palabras.

Frases de conversación


08.A la mayoría de las parejas les encanta hablar de sí mismas, de su relación, pensar que la manera en que se conocieron fue excepcional, y esas numerosas uniones que surgen de la forma más banal suelen enriquecerse con detalles que aportan, pese a todo, una pequeña dosis de exaltación.

Frases de banal


09.¿Por qué ese beso? Porque sí, y nada más. No somos dueños de nuestro reloj biológico interno.

Frases de reloj biológico


10.Toda su existencia, su corazón, todo queda roto en mil pedazos. Nathalie tenía la impresión de haberse convertido de pronto en el ombligo del mundo, cuando su propio mundo había dejado de existir y que iba a tener que volver a empezar todo desde cero, incluido el aprendizaje del habla.

Frases de volver a empezar


11.El diccionario Larousse termina ahí donde empieza el corazón. Y quizá fuera por eso por lo que Charles había dejado de leer definiciones al volver Nathalie a la empresa.

Frases de definiciones


12.Cada día conservaba aún la huella del primero.

Frases de huellas


13.Abrió por fin la puerta de su apartamento, y su salón se le antojó muy pequeño comparado con sus ganas de vivir.

Frases de razones para vivir


14.Vivimos sometidos a la tiranía de los deseos ajenos.

Frases de tiranía


15.Le impresionó especialmente ver el señalador. El libro quedaba dividido en dos; la primera parte la había leído mientras aún vivía François. Y, en la página 321, François había muerto. ¿Qué hay que hacer en esos casos? ¿Puede alguien proseguir la lectura de un libro interrumpido por la muerte de su marido?

Frases de marido


16.Sí, estaban solos en el torbellino de la música y los valses. Hay que dar vueltas sin parar, decía él, dar vueltas hasta que no sepas adónde ir. Ella ya no pensaba en nada. Por primera vez, vivían la vida en su densidad única y total: la del momento presente.

Frases de vivir el momento presente


17.A veces entraba en una iglesia, y eso que no era creyente. Y eso que estaba segura de no creer ya nunca más en su vida. Le costaba entender a quienes se refugian en la religión, le costaba entender que se pudiera tener fe después de haber vivido una tragedia. Sin embargo, sentada en mitad de los bancos vacíos, en plena tarde, el lugar le ofrecía algo de consuelo.

Frases de creyente


18.En una historia de amor, el alcohol acompaña dos momentos opuestos: cuando se descubre al otro y hay que narrarse uno mismo, y cuando ya no hay nada que decirse.

Frases de historias de amor


19.Se abrazaron, la mejor manera del mundo de crear silencio.

Frases de abrazo


20.(...) Le costaba entender que se pudiera tener fe después de haber vivido una tragedia.

Frases de tragedia


21.Le habían sugerido a menudo que se separara de los recuerdos. Tal vez fuera ésa la mejor manera de dejar de vivir en el pasado. Nathalie le daba vueltas a esa expresión: separarse de los recuerdos. ¿Cómo se abandona un recuerdo?

Frases de vivir de recuerdos


22.Sus debilidades, las de su dolor, aparecían paradójicamente junto con sus sonrisas.

Frases de debilidad


23.Le sonrió, y Nathalie contestó a su sonrisa con otra sonrisa. Habían vuelto las sonrisas. Es curioso cómo a veces uno decide algo muy en serio, se dice que todo será así a partir de ahora, y basta un ínfimo gesto de los labios para quebrar la seguridad de una certeza que parecía casi eterna.

Frases de gesto


24.(...) Pero así son las cosas: siempre vamos con cinco minutos de retraso con respecto a nuestras conversaciones sentimentales.

Frases de minutos

Obras relacionadas

La delicadeza

La delicadeza (2009), David Foenkinos
  • Libro, 2009
  • La desdicha llega a la vida de Nathalie cuando su esposo François muere inesperadamente... Pero la vida la vuelve a sorprender
  • Libro esencial

La delicadeza

Autor

David Foenkinos (1974): Escritor, novelista, dramaturgo, guionista y músico francés, autor de "El potencial erótico de mi mujer" (2002), "La delicadeza" (2009), "Lennon" (2010), "Estoy mucho mejor" (2013) y "Charlotte" (2014).


Palabras clave

Volver a empezar Superación de las dificultades Viudez Pérdida de un ser querido Dolor Volver a enamorarse

Síguenos en